Persistir y no decaer

Autor: Manuel Manrique Castro
25 julio de 2018 - 12:09 AM

Sorprende que en las propuestas para “construir la Colombia que soñamos” del hoy presidente electo Iván Duque, la atención a la primera infancia tenga limitado alcance

Mucho esfuerzo hizo Colombia durante los últimos 16 años para contar con una política pública destinada a la primera infancia que es hoy parte de los aciertos del país en favor de su niñez. Los empeños por esta construcción provienen de los dos periodos de Álvaro Uribe, recibieron el aporte de entidades de la sociedad civil, organismos multilaterales, expertos internacionales y se proyectaron con mayor energía en los 8 años de Juan Manuel Santos con el programa “De Cero a Siempre”. 

Sorprende, sin embargo, que en las propuestas para “construir la Colombia que soñamos” del hoy presidente electo Iván Duque, la atención a la primera infancia tenga limitado alcance. Se la menciona cuando se trata de la calidad nutricional, como “base para preparar a los niños para el aprendizaje.” La segunda referencia enfatiza que “la educación preescolar se centrará en el desarrollo de capacidades cognitivas y no cognitivas de los niños” y la tercera anota que “la educación preescolar se centrará también en el desarrollo de capacidades.” En estas formulaciones para la construcción de la Colombia soñada no se recoge el desarrollo integral de la primera infancia y si partes de él. Es como si la futura administración de Medellín dejara de lado el programa Buen Comienzo y se concentrara únicamente en nutrición, preescuela y desarrollo de capacidades. Esperemos que estas propuestas, tal como están elaboradas, no provengan de la intención de omitir toda referencia a prioridades del gobierno Santos. 

Lea también: La multiplicación de Buen Comienzo

La política integral para la primera infancia no es un asunto de preferencias políticas. El conocimiento universal alcanzado en esta materia destaca el papel decisivo de los primeros años en la vida de todo ser humano. Esta fase no se limita a la prelectura o la preescritura. Comprende mucho más e incluye, con criterio interdisciplinario, la preconcepción, la gestación, el nacimiento, la lactancia, el periodo preescolar y parte de la educación primaria. Reconociendo como actores de primera línea, en estas etapas, a las familias, el entorno comunitario y, desde luego, al Estado, llamado a aportar las políticas y programas capaces de contribuir a que todos los niños involucrados puedan desarrollar al máximo su potencial. 

Por muchos años el enfoque de la acción estatal estuvo centrado en asegurar la gestación y el parto, evitar la muerte temprana y la desnutrición, vacunar al niño, vigilar su crecimiento y desarrollo y prepararlo para la escuela. Ese conjunto de circunstancias profundamente interconectadas fue segmentado y los entes públicos se ocuparon de ellas tratándolas casi como unidades independientes. 

Reconocida la importancia del manejo integral de estos episodios de la vida humana, los gobiernos se dieron a la tarea de diseñar estrategias capaces de entrelazar tal secuencia de circunstancias propias de los primeros años y aparecieron los programas de desarrollo infantil temprano integrado. Buen Comienzo en Medellín, iniciado en 2004, ejemplifica bien esta óptica traducida a la acción municipal y 14 años después ahí están los resultados positivos. 

Además: Ignoraron a la niñez

Los escritos del Premio Nóbel de Economía (2000), James Heckman, reforzaron ese pensamiento y atrajeron la atención de muchos gobiernos, Colombia incluida, al alertar sobre la importancia de invertir en el manejo infantil integral por su impacto en el desarrollo económico de las naciones. 

Las anteriores son conquistas del conocimiento y hacen parte de la óptica universal recomendada para la implementación de acciones encaminadas a la niñez durante sus primeros 8 años de vida. Es un asunto por encima de contingencias de la política, así como sucede con los hallazgos sobre el cambio climático. Mal haría el futuro gobierno colombiano si no recoge lo construido, ni prioriza la atención a la primera infancia dándole la continuidad que familias y comunidades de todo el país esperan.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Museo Casa de la Memoria Medellín
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín
Mundo Literario /

Lo más de la Fiesta del libro 2018  

película Somos Calentura
Mundo Fantástico /

Somos calentura: el baile como resistencia, una salida en el Pacífico

Orquesta de Graciela Bello
Palabra & Obra /

En lo de Laura

Obra de Miguel Ángel
Palabra & Obra /

La responsabilidad por el otro Ferdinand v. Schirach y el asunto penal

Artículos relacionados

El camino indispensable
Columnistas

El camino indispensable

El momento más emocionante de la Cumbre Mundial por la infancia de 1990,

Lo más leído

1
Política /

Senador Iván Agudelo arma rancho aparte

Anda consiguiendo candidatos para afrontar la campaña territorial en Antioquia y Medellín. Ya se deja ver...
2
Política /

Panorama político

El contraste a la cosecha de divorcios políticos que se presentó en las últimas semanas en Antioquia, lo...
3
Política /

Un huracán pasó por la Asamblea

Pese a los estragos que causó el ciclón la vieja coalición resistió el impacto. El diputado liberal de...
4
Columnistas /

El espectáculo de la decadencia

Cuando dejemos de ser simplemente espectadores, todos esos histriones se van a terminar atragantando con...
5
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Crónica con fábricas muertas, el puente de “Brooklyn” y la quebrada Santa Elena.
6
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...