Las doce grandes mentiras de Humberto de la Calle

Autor: Eduardo Mackenzie
26 septiembre de 2017 - 12:06 AM

Hay una brecha muy amplia entre lo que dicen las doce líneas de Humberto de la Calle y la realidad que ellos viven a diario

Si no hubiera utilizado la mentira de manera tan asidua y cínica, el gobierno de Juan Manuel Santos no habría podido convencer a una parte de la opinión pública internacional sobre las pretendidas bondades de su pacto con las Farc. Esa credibilidad se agrieta a marchas forzadas incluso en el exterior, sobre todo en las esferas oficiales de Estados Unidos. Queda un vasto trabajo por hacer ante las cancillerías –incluido El Vaticano- y ante la opinión pública europea para que mejoren, todos ellos, su nivel de comprensión de lo que está ocurriendo realmente en Colombia y en el norte de América del Sur.

Un buen resumen de las mentiras enormes, profesionales, bien preparadas, lanzadas a los cuatro puntos cardinales por el gobierno del señor Santos fue hecho por Humberto de la Calle Lombana, el 7 de junio de 2016, en su calidad de “jefe negociador de Colombia en los diálogos” de La Habana.

Lo invitamos a leer: El odio de sí y de su propio país

Ese día, el exministro De la Calle hizo que le publicaran, en inglés, un artículo firmado por él en el diarioWall Street Journal de New York. El agente de Santos trató así de contrarrestar o de frenar la excelente labor de información que sobre Colombia hacía –y hace—la periodista Mary Anastasia O’Grady, la especialista de ese diario en cuestiones latinoamericanas.

La lectura del texto de Humberto de la Calle es muy instructiva pues allí dejó él plasmadas las doce mentiras más grandes de Santos y su equipo sobre ese espeluznante proceso. El texto llevó por título “Cómo lograr una paz duradera en Colombia”.

Las doce mentiras son:

  1. En Colombia hubo una “sangrienta guerra interna”.
  2. Después de haber “liderado la derrota de las Farc”, Santos ahora “dirige” el proceso de paz.
  3. El acuerdo “respeta los valores fundamentales de la democracia colombiana, el estado de derecho y el sistema económico de la nación”.
  4. “Las negociaciones fueron transparentes, honestas y conducidas en frente del pueblo colombiano”.
  5. No habrá amnistía para los “crímenes graves”.
  6. Los guerrilleros responsables de “crímenes graves” serán sancionados.
  7. Las fuerzas armadas aprobaron que sean sancionados los militares responsables de “crímenes graves”.
  8. Habrá “verdad, justicia y reparación económica” para las víctimas.
  9. La guerrilla dejará las armas.
  10. Para que el acuerdo final entre en vigencia debe ser “aprobado por los colombianos a través de un plebiscito”. Ellos “tendrán la última palabra”.
  11. El fast-track “no invalidará la autoridad del Congreso ni los poderes legislativos”.
  12. Gracias a ese pacto, Colombia alcanzará su potencial pleno y será “una democracia estable que promueve el progreso económico y social”.

Puede interesarle: Más artimañas ante el “nuevo acuerdo de paz”

¿Es necesario explicarle al lector colombiano en qué consisten las mentiras? No creo. Todo el mundo las conoce. ¿Habrá que explicar qué intenciones se perfilan detrás del empleo, en el artículo de Humberto de la Calle, de términos ambiguos como “crímenes graves” -y no crímenes de lesa humanidad-, y qué buscaba el negociador al aludir a un futuro donde habrá una “democracia estable”?

Humberto de la Calle pretende suceder a Juan Manuel Santos. Ha presentado su candidatura. Quiere dirigir el Estado colombiano y arrimarlo al carro venezolano, con su cortejo de corrupción, crímenes y desgracias sociales. Humberto de la Calle cree que lo de Venezuela está muy bien y que Cuba es un ejemplo a seguir. Por eso trabaja para “implementar” los atroces pactos de La Habana. Para eso mintió desde 2012 y sigue mintiendo en 2017.

Para los colombianos, hayan ellos votado Si o No en el plebiscito del 2 de octubre de 2016, hay una brecha muy amplia entre lo que dicen las doce líneas de Humberto de la Calle y la realidad que ellos viven a diario. Quien vote por este personaje o por sus amigos sabe que da dará un golpe terrible a Colombia.

Lea también: Humberto de la Calle y César Gaviria se irían del partido Liberal

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Vocalista Judas Priest
Palabra & Obra /

Knotfest Colombia, carnaval de Metal

Afiche para promover película El Apocalipsis
Palabra & Obra /

El Apóstol, una cinta profunda y no convencional

Cuarta bienal de Arte
Palabra & Obra /

Implosión en el gallinero. 50 años de la Bienal de Arte de Medellín

Colombia por la equidad, niñez colombiana, niño Katío
Población /

Colombia por la equidad. Unidos por la niñez

On stage de la Institución Educativa Hard Rock Taller
Música /

On stage, puerta al estrellato de los ensambles más maduros del HRT 

Artículos relacionados

Las Farc inventan pretextos para no entregar las armas
Columnistas

Las Farc inventan pretextos para no entregar las armas 

Ese evento general sigue siendo de una opacidad manifiesta. Las Farc le exigen a Colombia que crea en algo que no le dejan ver.

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

De todo un poquito pasó en la política colombiana en la semana que termina y que resumimos en nuestro...
2
Columnistas /

Tras las marchas estudiantiles

Aquí, por sobre todo, prima el interés de propinarle a Iván Duque una gran derrota política. Es puro...
3
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
4
Política /

En Envigado hay obras por todas partes

El gobierno de Envigado trabaja con prioridad en solucionar las dos únicas problemáticas que afectan a...
5
Columnistas /

Atrapado y sin salida 

Para el presidente Duque, para las bancadas del nuevo Frente Nacional, para los corruptos, la verdad es la...
6
Palabra & Obra /

El Apóstol, una cinta profunda y no convencional

Análisis a una película exclusiva de Netflix