La paz mágica

Autor: Diana Sofía Giraldo
23 octubre de 2017 - 12:06 AM

¿Cuáles son las consecuencias de las concesiones ofrecidas sin medida para que despuntara esa aurora de paz?

Después de muchos años de sufrimientos aprendimos a lidiar con la violencia y nos ilusionamos con la posibilidad de conquistar la paz.

Durante todo el largo período que nos enseñó a convivir con las interminables relaciones diarias de asaltos, extorsiones, secuestros, masacres, asesinatos y todo el horror que significó la degradación del conflicto, pensamos que ese infierno tenía salida. Vivíamos con la esperanza de gozar algún día de la paz. Y con esa perspectiva el país encontró fuerzas para subsistir, trabajar y progresar.

Por eso estuvo listo a aceptar lo que fuera con tal de tener paz. Creyó que un episodio milagroso nos despertaría un día con el país tranquilo. Los halcones amanecerían convertidos en palomas.

La paz se usó como un garrote para golpear a los adversarios y cualquier alusión a ella que no fuera de alabanza extrema se descalificó, repartiendo literalmente a derecha e izquierda los calificativos de “enemigos de la paz”. Bastaba la más mínima observación para atacar como enemigo de la paz a quien propusiera cualquier cosa distinta a rendirse a los “nuevos amigos”, quienes habían perseguido a escopetazos la palomita durante más de medio siglo.

Nadie pensó qué seguiría después de ese mágico momento en que reinaría la paz y el país quedaría inundado de felicidad. Las preguntas eran obvias: ¿qué haremos a partir del día en que amanezcamos en paz? ¿cuáles son las consecuencias de las concesiones ofrecidas sin medida para que despuntara esa aurora de paz?

Los documentos firmados se analizaron minuciosamente según lo proclamaban los negociadores. ¿Y sus efectos?

Llegamos al postconflicto sin una estrategia definida para poner en práctica lo pactado. Sin nada distinto de continuar los enfrentamientos anteriores, con matices distintos y polarización extrema.

Lea también ¿Chambonada?

Mientras el país despierta, se da cuenta de lo que firmaron a nombre suyo, sigue el sabio consejo de Perogrullo de mejorar lo bueno y aminorar lo malo, y se alista a pagar el precio de los hechos cumplidos hay que, por lo menos, frenar la polarización absurda que todos los días se acentúa, no exacerbar más los ánimos, no entregar a pedazos el Estado y entender que aquí no hay más enemigos de la paz que quienes continúan estallando cilindros bomba a los cimientos institucionales.

Si de veras queremos la paz hay que comenzar por hacerla entre quienes están dispuestos a enterrar los odios. Si no es posible el acuerdo con los que piensan en el país ¿cómo hablar con las guerrillas’ ¿cómo actuar en el postconflicto? ¿qué hacer ante las perspectivas de una jurisdicción especial para la paz que rompe con la imparcialidad sin la cual es imposible administrar justicia?

Lea también: Jurisdicción especial para la paz preocupa a la Corte Penal Internacional

Por el camino que vamos, las consecuencias de improvisar en el postconflicto resultarán peores que las desgracias acumuladas en la época de la violencia que ahora se bautizó como la “guerra”.

¿Cuál es la paz que pregonan los líderes políticos, incapaces de alcanzarla entre ellos? ¿Cuál es la pedagogía de la paz que predican con el ejemplo?

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Colombia por la equidad, niñez colombiana, niño Katío
Población /

Colombia por la equidad. Unidos por la niñez

On stage de la Institución Educativa Hard Rock Taller
Música /

On stage, puerta al estrellato de los ensambles más maduros del HRT 

Juan Camilo Chávez, titán de la educación
Mundo Estudiantil /

Juan Camilo Chávez, un maestro titan de la educación tecnológica

Premiación del Concurso de ensayo histórico - crítico para pensar en el arte de Medellín.
Mundo Literario /

Implosión en el gallinero, texto ganador del Concurso de ensayo 

Imagen de crónicas de indias
Palabra & Obra /

Girolamo Benzoní y tantos moscos que pican (sobre la leyenda negra)

Artículos relacionados

No nos manipulen más
Columnistas

No nos manipulen más

Sufrimos las consecuencias de manipulaciones anteriores, que el tiempo se encargó de descubrir.

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

De todo un poquito pasó en la política colombiana en la semana que termina y que resumimos en nuestro...
2
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
3
Columnistas /

De intervenciones humanitarias y Venezuela

La dictadura madurista ha llevado a su pueblo al límite de la represión y lo ha puesto de cara a la peor...
4
Columnistas /

Requiem por Sears Roebuck

La historia de Sear’s en el mundo del comercio es fundamental para entender la evolución del...
5
Columnistas /

Atrapado y sin salida 

Para el presidente Duque, para las bancadas del nuevo Frente Nacional, para los corruptos, la verdad es la...
6
Columnistas /

Ser trans no es natural

Es viable afirmar que entre menos naturales, más seres humanos somos; pues la cultura es un hecho...