La irresistible atracción de la pantalla y las letras de molde

Autor: Darío Valencia Restrepo
19 julio de 2018 - 12:06 AM

La irresistible atracción de funcionarios y magistrados por la pantalla, la radio y las letras de molde.

Con motivo de la grave situación del proyecto hidroeléctrico Ituango, no solo hemos visto “expertos” que sin mayor información sobre una obra de alta complejidad arrojan predicciones catastróficas, sino a dos altos funcionarios del Estado que deciden aprovechar el gran interés de los medios de comunicación por aquella situación.

El fiscal general de la nación anuncia que desde hace un año la dependencia a su cargo viene estudiando posibles irregularidades en la contratación del proyecto, pero dicho anuncio no lo hace antes o después de la emergencia sino en medio de la atención mediática que esta ha suscitado. Pone en entredicho a quienes se ocupan de atender la emergencia, pues el funcionario quiere salir en la foto.

Por su parte, el procurador general de la nación solicita a entidades y personas comprometidas con la situación del proyecto que dejen de atender su trabajo para que le contesten 15 preguntas. Él tampoco puede esperar que pase la emergencia porque también quiere salir en la foto.

Lea también: Antecedentes de la historia de Hidroituango

Lo anterior recuerda a magistrados que no se sujetan a emitir sentencia, o salvamento de voto llegado el caso, sino que aparecen constantemente ante los medios para comentar, explicar y hasta controvertir sobre sus actuaciones. Ello tiene relación con algo muy colombiano, característico en especial en el caso de la corte constitucional. Sus fallos no se conocen por el texto de la sentencia sino por un anuncio y resumen que un vocero de la corte presenta ante la opinión. Bien se sabe que el texto respectivo suele aparecer muchos meses después. ¡Pero dicho anuncio o resumen permite que la sentencia entre en vigencia de inmediato!

Todo lo anterior nos muestra la irresistible atracción de funcionarios y magistrados por la pantalla, la radio y las letras de molde. Pero además de satisfacer egos, la actitud tiene otra explicación: se está en un cargo mientras se piensa cuál va a ser el siguiente, sin descartar por supuesto la presidencia de la república.

Nota. Se informa a los lectores de este columnista que sus artículos dejarán de aparecer por un tiempo. Muchas gracias a ellos por su paciencia.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Museo Casa de la Memoria Medellín
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín
Mundo Literario /

Lo más de la Fiesta del libro 2018  

película Somos Calentura
Mundo Fantástico /

Somos calentura: el baile como resistencia, una salida en el Pacífico

Orquesta de Graciela Bello
Palabra & Obra /

En lo de Laura

Obra de Miguel Ángel
Palabra & Obra /

La responsabilidad por el otro Ferdinand v. Schirach y el asunto penal

Lo más leído

1
Política /

Senador Iván Agudelo arma rancho aparte

Anda consiguiendo candidatos para afrontar la campaña territorial en Antioquia y Medellín. Ya se deja ver...
2
Política /

Panorama político

El contraste a la cosecha de divorcios políticos que se presentó en las últimas semanas en Antioquia, lo...
3
Política /

Un huracán pasó por la Asamblea

Pese a los estragos que causó el ciclón la vieja coalición resistió el impacto. El diputado liberal de...
4
Columnistas /

El espectáculo de la decadencia

Cuando dejemos de ser simplemente espectadores, todos esos histriones se van a terminar atragantando con...
5
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Crónica con fábricas muertas, el puente de “Brooklyn” y la quebrada Santa Elena.
6
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...