La generación de la indiferencia política

Autor: Omaira Martínez Cardona
14 marzo de 2018 - 12:06 AM

Es responsabilidad de los estados propiciar mecanismos de formación y promoción de líderes políticos jóvenes que no sólo contribuyan al relevo generacional sino que innoven, y transformen la manera de hacer política.

Opinar desde la distancia, el desconocimiento y basándose en lo que otros cuenten o digan, puede viciar y contaminar las decisiones que se tomen. En mi primera experiencia como jurado de votación en el exterior pude evidenciar que es distinto tener el país aún fresco en la memoria en el momento de decidir para qué votar y por quién votar que basarse en lo que otros cuentan después de muchos años de haberlo dejado.

Desde la barrera, sin experimentar y vivenciar la real situación del país, es muy cómodo y fácil proponer soluciones y arreglarlo. He insistido de forma vehemente sobre la necesidad de fomentar la cultura política en las nuevas generaciones que son las que responderán por el futuro del mundo. Y como parte de esa formación, debe recuperarse el verdadero sentido del patriotismo, el respeto y el compromiso con la patria que va más allá de las celebraciones, las manifestaciones culturales y los recuerdos de los ancestros.

Lea también: Civismo contra la tiranía

El verdadero patriotismo no se demuestra en los símbolos, la idiosincrasia o el acento, se evidencia en la responsabilidad que implica tener una ciudadanía y un documento de identidad que lo distingue como miembro de una nación, así ya no se resida en ella ni se quiera volver. Como lo he repetido, el verdadero ejercicio de la ciudadanía y de la política se da no sólo reclamando los derechos cuando conviene o se necesita hacerlo, sino también cumpliendo los deberes. El voto es un derecho y un deber que brinda la posibilidad de aportar algo al país y es una de las armas más poderosas para combatir la indiferencia política tan característica de los jóvenes de este siglo.

En Colombia, son más de 12 millones de jóvenes los habilitados para votar y muy pocos los que lo hacen. Hay en ellos apatía frente al ejercicio de la política y desconfianza en las instituciones. La mayor responsabilidad de esta indiferencia está en el mismo Estado y en una escasa formación política desde la familia y el sistema educativo.

En la generación de los Millennials están los líderes del futuro que pueden lograr un mundo mejor si cuentan con las condiciones para hacerlo. Pueden demostrar que es posible ejercer la política y la ciudadanía de manera consciente, responsable y libre, para aportar y dar sentido a una humanidad más pacífica y tolerante, en la que se decida por convicción, sin polarizaciones y en la que haya más confianza entre gobernantes y gobernados, sin importar a qué generación se pertenezca.

Es responsabilidad de los Estados propiciar mecanismos de formación y promoción de líderes políticos jóvenes que no sólo contribuyan al relevo generacional sino que innoven, y transformen la manera de hacer política. Los jóvenes actuales tienen en la tecnología la mejor herramienta a su favor para generar nuevas culturas políticas y llevar el arte y ejercicio de la política de la plaza pública al mundo virtual.

Para lograr cambios, la indiferencia no es la mejor opción, todo lo contrario, hay que participar para generarlos, teniendo claro lo que se quiere y no reclamando en señal de inconformidad por lo que no se quiere o tiene. En una ciudadanía universal y virtual es inimaginable un mundo totalmente apolítico.

Vea además: Las nobles mentiras de la política

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Babylon Health
Ciencia /

La inteligencia artificial al servicio de la salud

Jesús Abad Colorado estuvo en Artbo
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Obra montada por El Candombe en homenaje a Evaristo Carriego
Palabra & Obra /

19 años del Candombe

Encuentro de Dirigentes de Occidente Irene Gaviria El Mundo
Política /

Panorama político

Obras del Museo del Prado
Artes Plásticas /

Galería itinerante del Museo del Prado se instaló en Parques del Río

Artículos relacionados

Un nuevo año para resolver
Columnistas

Un nuevo año para resolver

No hay que esperar el nuevo año para tomar decisiones, todos los días más que prometer hay que actuar

Lo más leído

1
Columnistas /

Falda o pantalón, ¡pero no bata-calzón!

En Colombia se está presentando un fenómeno que presagia lo peor. No nos engañemos. Avanzamos sin rumbo
2
Columnistas /

Las iglesias evangélicas: el peligroso poder político en Latinoamérica

La política actual en Latinoamérica está dando un giro altamente desfavorable para las libertades y...
3
Columnistas /

Hipótesis Gaia, Club de Budapest y Cambio Climático

Una visión apolítica sobre el futuro de la vida en la Tierra mostrada por James Lovelock vs. una salida...
4
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Reflexiones sobre la ausencia de apuestas para formar públicos en artes visuales en “la ciudad de las...
5
Columnistas /

Preguntas soslayadas

Asalto y retoma al Palacio de Justicia: cuántas preguntas sin respuesta.
6
Música /

Los imperdibles  

Conozca qué tiene Medellín y el área metropolitana del valle de Aburrá para hacer.