La compra de la fruta

Autor: Rodrigo Pareja
12 diciembre de 2017 - 12:05 AM

El asunto se convierte en catástrofe cuando lo que se busca es al nuevo presidente de la República y resulta escogido el no apto o el menos indicado

 

Cuando hay que mercar –si hay con qué- una de las acciones que más atención requiere es la adquisición de la fruta, no sea que por los afanes o por los precios de ocasión con los que a veces engañan al consumidor, se termine llevando gato por liebre.

Sin embargo, equivocarse en esa compra no resulta fatal ni irremediable, y salvo la ofuscación del momento por el engaño del vendedor o por la propia ignorancia, la situación se arregla sin mayores inconvenientes.

No ocurre lo mismo cuando lo malo que se adquiere no es la fruta, algún otro comestible o cualquier bien material, pequeño o grande que no colme las expectativas: el asunto se convierte en catástrofe cuando lo que se busca es al nuevo presidente de la República y resulta escogido el no apto o el menos indicado.

Comprar, entonces, en el supermercado electoral que tiene el escaso surtido que ofrece la muy regularcita política colombiana, demanda no solo ganas de gastar sino hacerlo bien, escogiendo el más calificado producto de temporada, que garantice no solo satisfacción sino mejor peso, buen aroma, apariencia y sobre todo maduración, no sea que resulte biche.

Hay que tener en cuenta también que en algunas tiendas se ofertan lo que suelen llamar “ñapas” o “encimas”, y resulta que la fruta principal llega acompañado de otras, que aunque de la misma especie, resultan añejas y gastadas, aparentando ser lo que ya no son ni volverán a ser jamás.

Lea también: ¡Qué despelote!

Otra previsión que se debe aplicar es no dejarse llevar por la primera impresión que causan las frutas nuevas o recién llegadas al supermercado, a veces precedidas de buenos comentarios por algunos consumidores que no saben el verdadero origen y la forma como fueron cultivadas.

En el mostrador donde éstas posan sí que suele meterse gato por liebre, obsesionado el ingenuo comprador por su apariencia de relumbrón, ignorante de los malestares y daños que en su primera cosecha causó a muchos crédulos parroquianos.

Aquí también, como en las sagradas escrituras, puede hablarse del fruto prohibido, es decir aquel que de entrada se sabe que es nocivo para el cuerpo y el espíritu, alérgico el fruto éste a los empaques más modernos que se usan y apegado al viejo y tradicional papel de imprenta, tan fácil de ser consumido por las llamas que encienda cualquier fanático.

Otra fruta peligrosa es la que llega en la época de mitaca, no recogida al comienzo de la temporada por estar todavía chupando la savia del tronco, sin mayor afán por ponerse a consideración del consumidor final.

Puede interesarle: ¿Traficar con firmas?

Este producto tiene, según sus impulsadores, una serie de componentes y vitaminas que lo hacen poderoso y recomendable para el cuerpo, pero también presenta altos índices de toxicidad de los cuales resulta difícil reponerse.

Queda sin embargo a la consideración de los escépticos compradores un fruto recién llegado al supermercado, precedido de buena fama y con buen sabor, de acuerdo con el método de siembra, crecimiento y recogida de la cosecha.

Aparentemente se trata del más sano, nutritivo y recomendable dentro del escaso surtido del momento, y de acuerdo con los nutricionistas el que mejores resultados puede deparar en el largo plazo de la temporada, ya que al menos se presenta sin magulladoras ni golpes, compacto, sin asomos ni amenazas de podredumbre. Su jugo se presume más dulce y menos impotable y ácido que el de los otros productos puestos adisposición del resignado adquiriente.

TWITERCITO; En materia de alimentos siempre lo mejor, no sea que el resultado final de la compra se convierta en una peligrosa intoxicación.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

animales abandonados
Mundo Natural /

¿Qué hacer con un animal abandonado o maltratado?

Cuidado con el aceite y los fritos.
Gastronomía /

¡Pilas con lo que come!

Señor Scrooge de Cuento de Navidad
Palabra & Obra /

Fantasmas de las navidades

Poeta lituano Czeslaw Milosz, Premio Nobel 1980
Palabra & Obra /

Czeslaw Milosz y el sentirse exilado

El Metal también le canta a la Navidad
Palabra & Obra /

Navidad con ambiente de Rock y Metal

Artículos relacionados

Al que le caiga el guante…
Columnistas

Al que le caiga el guante…

Deambulan por el resquebrajado escenario de la política más de una treintena de heraldos, granujas, mesías y saludadores

Lo más leído

1
Política /

Militares o policías al Gabinete de Bello

La seguridad de los bellanitas será uno de los componentes más novedosos del programa de gobierno de...
2
Población /

No todo trastorno de conducta en los niños es autismo

Entre los mitos del Trastorno del Espectro Autista (TEA) se encuentra que las personas que lo padecen son...
3
Mundo Estudiantil /

Movilización universitaria, el tiempo apremia para salvar el semestre

Directivos y estudiantes buscan salidas para salvar el semestre académico y evitar la cancelación.
4
Entretenimiento /

Medellín es protagonista en La reina del flow 

A partir de este martes 12 de junio, en la franja prime de Caracol TV, a las 9:00 p.m., la Caja mágica de...
5
Gobierno /

No serán suspendidos los exámenes para concurso de cargos públicos

La Comisión Nacional del Servicio Civil informó que no se suspende la presentación de la prueba escrita...
6
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...