La anti-independencia catalana

Autor: Álvaro López Rojas
17 octubre de 2017 - 12:09 AM

Proclamar la independencia de un territorio con respecto de un estado determinado, significa la ruptura de los vínculos que los une; significa la decisión de un pueblo de seguir adelante administrando su propio destino.

El proceso catalán es una muestra fehaciente de cómo no deben hacerse las cosas, cuando se trata de tomar posiciones tan determinantes como la independencia política. Los pueblos tienen derecho a la escogencia de su forma de gobierno y de sus gobernantes. Lógicamente, un pueblo maduro siempre tendrá presente sus propios intereses para elegir a quienes los defiendan eficientemente, lo cual no parece ser el caso de Cataluña que se ha dado de bruces en el camino de consecución de algo de lo que se viene hablando hace mucho tiempo.

Básicamente un estado es una ficción jurídica asumida por un universo definido de pobladores en un espacio determinado. Normalmente se constituye como definición de una nación que asume identidad propia e independiente mediante la adopción de un sistema de normas jurídicas. La Constitución, escrita o no, será la declaración de principios y derechos que rigen la vida del estado, erigiéndose en el fundamento de las normas que regularán las relaciones de los ciudadanos entre si y de estos con el Estado.

Proclamar la independencia de un territorio con respecto de un estado determinado, significa la ruptura de los vínculos que los une; significa la decisión de un pueblo de seguir adelante administrando su propio destino; significa el desconocimiento del orden normativo del estado o país al que se viene perteneciendo, para adoptar un ordenamiento propio que dé lugar a instituciones conectada con la realidad nacional, con las necesidades y los sueños de los pobladores del cantón que se independiza.

Lo invitamos a leer: Qué pasa en Cataluña

Será inútil entonces, incoar el proceso de independencia usando las instituciones que se quieren desechar. No se puede dar al régimen que se abandona pretextos para controlar actos que pretenden desconocerlo. Pero tampoco se pueden desconocer las circunstancias políticas, económicas y sociales de la comarca o región que quiere ser otro estado. Tiene razón Arturo Pérez-Reverte cuando dice que “he visto nacer algunas independencias de la inteligencia, la lucha y el sacrificio, pero nunca vi nacer ninguna de la chapuza y la caspa”

Lo de los catalanes ha sido mal tratado por todas las partes: Carles Puigdemont, el presidente de la Generalidad de Cataluña, demostró más ego que inteligencia al adentrarse en un laberinto del que no tenía planes serios de salida. Tal vez no era el momento de la declaración de independencia, pues no había ni madurez ni una clara conciencia en el pueblo catalán. Pero pudo haber salido por lo menos con elegancia del enredo en que se metió declarando nulo el referendo, alegando una ilegitima intervención del gobierno español.

Lea también: Ultimátum a Puigdemont

El presidente Rajoy tampoco manejó bien el asunto, porque se trataba de la región más prospera de España y había que tener mesura y consideración; los líderes de los partidos fueron erráticos y muchas veces vacilantes y el rey estuvo muy lejos de ser la figura unificante que el mundo entero esperaba. Puede ser que la independencia de Cataluña se aplace o se acelere, habrá que esperar las consecuencias. Lo que sí parece cierto es que se inicia el camino de la supresión de una monarquía que cada día parece más inocua.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Teófilo Gutiérrez
Seguridad /

Niña de 2 años, familiar de Teófilo Gutiérrez, muere por bala perdida

Bello
Territorio /

Suspenden construcciones ilegales en el municipio de Bello

Fiscal general Néstor Humberto Martínez
Justicia /

Grupo de alias guacho sería brazo armado del cartel de Sinaloa

Ariel Ortega
Seguridad /

Detenido Ariel Ortega, acusado de amenazar a caricaturista Matador

seguridad elecciones
Seguridad /

Más de 160.000 militares y policías darán seguridad en elecciones

Artículos relacionados

Cataluña y la importancia del diálogo a tiempo
Columnistas

Cataluña y la importancia del diálogo a tiempo

Lo ocurrido en Cataluña refleja cómo no se puede pretender solucionar algunos problemas políticos exclusivamente con el imperio de la ley.

Lo más leído

1
Política /

Juan Antonio Nieto Escalante, ciego, sordo y mudo

La Asamblea de Antioquia ya había declarado persona no grata al director del Instituto Geográfico...
2
Turismo /

Arví, entre los tres mejores destinos turísticos sostenibles del mundo

El Parque Arví es el primer destino colombiano en ser finalista de la categoría Destino de los premios...
3
Editorial /

El camino hacia nuestros 40 años

Somos optimistas y miramos al futuro sin temor a los rápidos cambios que nos empujan hacia maneras de...
4
Seguridad /

Soldado asesinó a comandante en la vía Medellín-Quibdó

La Fiscalía y la Justicia Penal Militar ya están al frente de este crimen.
5
Columnistas /

Matemática electoral, una mentira

Nada más iluso que creer en la matemática electoral como señal infalible de endoso de votos
6
Caribe /

Miguel Díaz-Canel elegido nuevo presidente de Cuba

Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez fue formalmente electo como nuevo Presidente de los Consejos de Estado...