Espiritualidades, concesiones, complacencias y escándalos mediáticos

Autor: Dirección
7 agosto de 2018 - 12:00 AM

La acritud de las críticas por el rito, exorcismo o bendición, avisa de la intemperancia contra el catolicismo o el gobierno entrante que ocupará la discusión pública en los años que hoy inician.

Para cerrar sus ocho años de gobierno, Juan Manuel Santos volvió su corazón y su mano generosa con los bienes del Estado a los mamos de la Sierra Nevada de Santa Marta que el 6 de agosto de 2010 lo bendijeron para gobernar a Colombia. La generosidad del presidente con los pueblos Arhuaco, Kogui, Wiwa y Kankuamo fue demostrada con la ampliación, de a 54 a 348 lugares que ocupan 350 hectáreas de la Sierra Nevada de Santa Marta, los protegidos con la “Línea negra” que demarca la sacralidad, o sea inviolabilidad e intangibilidad, de los sitios protegidos.

Vea también: Nativos de la Sierra Nevada conceden “bastón de mando” a Santos

En otro acto de su acostumbrada vanidad, el doctor Santos firmó este postrer decreto pasando por encima de una amplia discusión en la que gremios económicos, como los de la minería y la construcción; autoridades regionales y expertos de distintos sectores, lo invitaron a permitir la discusión pública, cuyo escenario apropiado hubiera sido el Congreso, que propiciaría la madurez de una disposición que afecta las ciudades de Riohacha, Santa Marta y Valledupar. En otra ocasión habremos de ocuparnos de las muy serias implicaciones de esta decisión tomada sin que los grandes medios de comunicación abrieran espacios para la discusión pública que merecía.

Lo invitamos a leer: Las huellas del gobierno Santos

La apertura del gobierno de Iván Duque y Marta Lucía Ramírez, que apenas tendrá lugar este martes 7 de agosto, estuvo precedida por apasionados debates en redes sociales y medios de comunicación propiciado por declaraciones livianas sobre una invitación a “exorcizar” la Casa de Nariño, dadas por conocido Padre Chucho en medio de una entrevista sobre el proceso judicial en que acaba de ganar el derecho a decir misas campales en el barrio Castilla, de Bogotá. Ni la aclaración en la que el sacerdote precisó que la invitación recibida era a bendecir el gobierno logró calmar la diciente tormenta sobre hechos que, de ser otros los protagonistas, hubieran sido aceptados como normales o hasta habrían sido aplaudidos.

Vea: Del debate sobre archivos militares a la difamación al padre De Roux

En efecto, más que críticas a las búsquedas espirituales del gobierno entrante, que también las hubo en el mandato que cierra, las hay, y se han vuelto feroces y recuentes, al catolicismo y su práctica pública por los mandatarios, la cual no está limitada ni prohibida en un estado cuya laicidad no es ateísmo y, por tanto, no conlleva prohibición a la religiosidad de los agentes públicos o los ciudadanos. A la calidad de católica la práctica propuesta, una bendición al Gobierno y la Casa Presidencial, se agrega como piedra de escándalo que el gobierno entrante tenga origen en el Centro Democrático y el pastranismo conservador, sectores políticos cuyas actuaciones están sometidas a vigilancia justiciera de medios de comunicación que con máximo cinismo anuncian el tránsito de la plácida complacencia con los actos y desmanes del gobernante a la fiera vigilancia hasta de los aciertos del gobierno que aún no inicia, situaciones ambas que desdicen de los principios fundacionales de búsqueda de la verdad e independencia crítica que guían al periodismo.

Lo invitamos a leer: Des-protección ambiental

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

La inteligencia artificial al servicio de la salud
Ciencia /

La inteligencia artificial al servicio de la salud

Jesús Abad Colorado estuvo en Artbo
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Obra montada por El Candombe en homenaje a Evaristo Carriego
Palabra & Obra /

19 años del Candombe

Encuentro de Dirigentes de Occidente Irene Gaviria El Mundo
Política /

Panorama político

Obras del Museo del Prado
Artes Plásticas /

Galería itinerante del Museo del Prado se instaló en Parques del Río

Artículos relacionados

El “protocolo” que desequilibra derechos por la protesta social
Editorial

El “protocolo” que desequilibra derechos por la protesta social

Es una reforma de fondo en las condiciones de la protesta pacífica en la que el gobierno saliente toma decisiones que tendrían que ser de ley, en tanto crea...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿La CPI lucha realmente contra la impunidad?

La CPI juega un papel nefasto cuando pesa y logra torcer los debates de los partidos políticos, del...
2
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Reflexiones sobre la ausencia de apuestas para formar públicos en artes visuales en “la ciudad de las...
3
Minas Y Energía /

¿Qué falta para que EPM entre a casa de máquinas en Hidroituango?

Al menos cuatro pasos más debe dar la empresa antes de cerrar el paso de agua y comenzar a recuperar el...
4
Política /

Panorama político

Segundo capítulo en la tenaz pelea entre las familias liberales: los Elejalde y los Guerra.
5
Columnistas /

Craso error político

No se puede gobernar desde las alturas del conocimiento a ciudadanos pegados a la tierra, que deben vivir...
6
Columnistas /

Historia de Colombia a cuentagotas 12

Además de su interés por las ciencias naturales, estos criollos ilustrados se preocuparon por conocer y...