Eln: espada de Damocles

Autor: José Alvear Sanín
13 diciembre de 2017 - 12:10 AM

Esta segunda “paz”, en medio de un mar de coca y amapola, dejará esos cultivos bajo la protección de “disidentes” de ambas guerrillas

En La Habana dizque gobierno y Farc “negociaron la paz”. Ese “proceso”, que duró cosa de seis años, dio como resultado la entrega incondicional del Estado al grupo narcoterrorista.

With the benefit of hindsight (o espejo retrovisor), el observador deduce, en la medida que se desenvolvieron los hitos y aparecen los documentos, que todo estaba decidido desde antes de la primera reunión, que en la capital cubana funcionaba el espectáculo para la galería y que en Bogotá el gobierno, con asombrosa precisión, ejecutaba los actos indispensables para la implementación del acuerdo secreto.

Lea también: Cuesta abajo en la rodada

Comprendo que negociar exige tiempo y paciencia, pero es absolutamente imposible que se necesiten seis años para negociar la “paz” con las Farc. La verdad es que nunca hubo confrontación. Simplemente, cuando el país estuvo debidamente controlado (a través de infiltración, mermelada, desinformación y corrupción), nos fulminaron con 310 páginas de textos que nos convierten de facto en un estado marxista-leninista. Así como no valió el triunfo del NO, tampoco valdrá la tardía e insuficiente repulsa del Congreso…

El robo del plebiscito y todos los actos ilegítimos de refrendación, implementación y validación judicial que han seguido demuestran la eficacia de un plan bien calculado para implantar en Colombia un régimen similar al de Venezuela, contra viento y marea, gústenos o no, y para no dejar nunca el poder.

Completar el total sometimiento del país será, entonces, la tarea del anunciado “gobierno de transición”, a partir de agosto de 2018, si nos superan electoralmente en marzo y mayo del año próximo.

Ahora bien, ¿cuánto durará la “negociación” con el Eln? Esta ya lleva como dos años y sigue el libreto de La Habana. Hasta ahora no ha avanzado de un falso cese al fuego, absoluto por parte del gobierno, opcional y selectivo por parte de la guerrilla.

Como el doctor Restrepo se creyó “negociador” en vez de entregador, tuvo que irse cuando se enteró de que los señores Samper, Leyva y Cepeda (Iván) estaban adelantando las verdaderas conversaciones con alias Pablo Beltrán. Esa desfachatez indica para dónde va el gobierno. Comparto la preocupación de Mauricio Vargas (El Tiempo, domingo 10 de diciembre) por el presuroso deseo de Santos para concluir el asunto, sin tener en cuenta los riesgos inmensos para el país.

Le puede interesar: Juan Camilo Restrepo no va más como jefe negociador con el Eln

Con las 310 páginas y las docenas de leyes y decretos que  se han dictado para ponerlos en ejecución la subversión ya lo tiene todo. En esas condiciones opera lo que hemos llamado “la cláusula de la guerrilla más favorecida”, de tal manera que solo faltan las dos exigencias inamovibles del Eln 1. Establecer en todos los niveles un régimen de deliberación popular (¿anarquismo?), y 2. Una asamblea constituyente estamental (como la de Maduro).

Varios amigos bien informados me dicen que Gabino ha dicho que no firmará mientras Santos sea presidente y que por tanto, no debo angustiarme considerando la posibilidad de que en enero o febrero, sorpresivamente, gobierno y Eln firmen su “paz” para desorientar totalmente al país, llenarlo de mediático júbilo y asegurar la mayoría en las elecciones de marzo para Congreso, con muy favorable reflejo para ellos en las presidenciales.

Esta segunda “paz”, en medio de un mar de coca y amapola, dejará esos cultivos bajo la protección de “disidentes” de ambas guerrillas, mientras se extingue el dominio en millones de hectáreas de la otra agricultura, para hacer cierta reforma agraria y se consolida la dictadura castrochavista en el resto del país

No obstante, debemos contemplar esa aterradora hipótesis. La fecha de la firma para la entrega al Eln de lo que queda del estado de derecho es la espada de Damocles que pende sobre un país desventurado, gobernado por el eje siniestro Timo-Santos, cuyo jefe, Raúl Castro, comandante supremo de ambas guerrillas, escogerá la fecha para la segunda “paz”.

Entretanto seguimos haciendo política decimonónica de curules, mecánica electoral, elevada retórica, pactos y componendas. Escasamente tenemos táctica, mientras nuestros enemigos tienen táctica, estrategia (visión a largo plazo), dinero, medios, gobierno…

Punto de comparación: La salida del Reino Unido de la Unión Europea se inicia con el referéndum de junio 26 de 2016 y deberá terminar en marzo 29 de 2019. La negociación, de inmensa complejidad en centenares de asuntos, avanza, con tropiezos desde luego, mientras nosotros llevamos más de dos años con el Eln discutiendo futesas, ¡sin saber el cómo ni el cuándo!

En las próximas elecciones venezolanas solo podrán votar quienes tengan el “carnet de la patria”, suministrado por el gobierno, indispensable para acceder a las bolsas de víveres (que reparten las CLAP), y a los medicamentos (cuando se consiguen). Dicho carnet permite a las autoridades saber por quién votó el ciudadano… ¿Alguien duda de la consolidación de su régimen y de la reelección de Maduro? (Deutsche Welle, diciembre 8)

Compartir Imprimir

Comentarios:

augusto
augusto
2017-12-13 06:44:36
La espada de Damocles sobre la humanidad es la ignorancia pregonada desde todas las doctrinas económicas, religiosas, políticas, militares, filosóficas, metafísicas, de nueva era, esotéricas, etc, etc, que aparebtan hablar de la verdad y enseñan mentira; siendo las religiosas las mas perversas de todas, porque hablando en nombre de Dios, enseñan todo el mal del diablo.

Destacados

Salto del Tequendama
Ciclismo /

El Salto del Tequendama continuó la lucha de los escaladores

Somos calentura
Palabra & Obra /

Somos calentura: con el sinsabor de la supervivencia

Jorge Amado
Palabra & Obra /

Cacao, una novela social

La gira de Destruction
Palabra & Obra /

Destruction, viejaguardia del thrash metal

Museo Casa de la Memoria Medellín
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Artículos relacionados

Interrogantes frente al narcoestado
Columnistas

Interrogantes frente al narcoestado

No es comparable la sustitución, en aquella época, de los gramáticos por los ingenieros, gerentes y economistas, que proyectaron a Colombia hacia la modernidad y el...
¡No me voy con ese manto a misa!
Columnistas

¡No me voy con ese manto a misa!

Él no puede desconocer que ahora la justicia es la JEP y que la Constitución y la ley han sido sustituidas por el espurio “acuerdo final”.

Lo más leído

1
Política /

No somos unos leprosos para aspirar a la alcaldía

Los concejales de Medellín, Fabio Rivera, Jesús A. Echeverri, Aura M. Arcila y Carlos Zuluaga fueron...
2
Columnistas /

Situación de control en las S.A.S. unipersonales

Si bien el decreto tiene un fin válido, cual es lograr el registro de la situación de control de los...
3
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
4
Política /

Senador Iván Agudelo arma rancho aparte

Anda consiguiendo candidatos para afrontar la campaña territorial en Antioquia y Medellín. Ya se deja ver...
5
Política /

Panorama político

El contraste a la cosecha de divorcios políticos que se presentó en las últimas semanas en Antioquia, lo...
6
Política /

Un huracán pasó por la Asamblea

Pese a los estragos que causó el ciclón la vieja coalición resistió el impacto. El diputado liberal de...