El novelón de Petro con el Club Campestre

Autor: Nacho
6 junio de 2018 - 06:02 PM

El candidato postergó una gira de dos días por Antioquia, donde también quería hablar ante el GEA y Proantioquia y donde unos veteranos políticos y militantes liberales, en contra del manejo que le han dado a su partido, apoyarán a esta opción electoral presidencial de la izquierda.

Medellín

Que Gustavo Petro, el exguerrillero y candidato de un modelo económico de la izquierda, haya sido invitado a un almuerzo y tertulia en el Club Campestre de Medellín, una de las catedrales sociales de la dirigencia privada seguidora del uribismo y de los ricos de Antioquia y su capital, no deja de ser llamativo, noticioso, escandaloso, provocador, inaudito, sin precedentes, el colmo, no conveniente, normal, democrático y otros muchos más calificativos, impublicables, que se regaron por las temibles y subjetivas redes sociales.

Pues ese episodio que es verdad y se convirtió en un entretenido y entramado muy político, y en un novelón o comedia entre un socio de ese Club y sus directivos, fue promovido por dos empresarios que también han ejercido la actividad política, de tendencia básicamente liberal, desde hace muchos años: don Germán Sánchez Bernal y Mauricio Zuluaga Ruiz.

Don Germán, el socio, y Zuluaga Ruiz, quien lo acompaña en todo, otros dirán que lo secunda, organizan y promueven desde hace unos seis años una tertulia política y sobre temas de coyuntura de la vida nacional e internacional, que se realiza la mayoría de las veces en el Club Campestre, donde nunca habían tenido mayores inconvenientes con los exigentes reglamentos de ese exclusivo y reservado recinto en pleno corazón del barrio El Poblado de Medellín, y mucho menos reparos o reserva de entrada a los invitados a ese contertulio mensual.

Pero la invitación a Gustavo Petro se convirtió en un dolor de cabeza para la administración y la junta directiva, la cual estaba convocada para este miércoles al mediodía y para la cual se pidieron todos los permisos para la prestación de uno de los salones, toda vez que el plan era invitar a unos 25 liberales a escuchar a Petro y no a pedir que votaran por él.

Mauricio Zuluaga explicó que la invitación del candidato de la Colombia Humana en esa tertulia, de la cual hacen parte varios dirigentes uribistas, nació de una propuesta que les formuló un sector del cooperativismo en Antioquia con motivo de los 20 años que está cumpliendo la Ley de Cooperativas. Como algunos pretistas de ese gremio se enteraron de la existencia del coloquio, pidieron que si escuchaban al candidato durante el periplo de campaña que iba a realizar esta semana en Medellín. La propuesta fue consultada y aceptada por los miembros de la tertulia y se programó para este miércoles en el Club Campestre.

Este novelón tuvo su más intenso capítulo el pasado martes por la puja entre el socio anfitrión y su amigo, y las directivas del Club que hacían ver motivos de “conveniencia” en torno a la presencia de Petro en el Club y a las reacciones, bastante airadas, de otros socios que por redes sociales no estaban de acuerdo que un exguerrillero pisara las instalaciones del elitista club.

Zuluaga pidió que si negaban el permiso se los tenían que notificar por escrito y advirtió que esa negativa se podría convertir en otro Don José y en otro Tarquino. La administración cedió, pero en la tarde de ese día se presentaron nuevas diferencias que llevaron a la suspensión temporal de la tertulia con Petro.

Mediante un comunicado oficial, el Club Campestre informó que el socio desistió de la reunión, pero lo que no sabían los directivos del complejo social es que lo hizo no solo por las diferencias que surgieron, sino también porque previamente la campaña nacional de Petro aplazó para otras fechas la gira de este aspirante por Antioquia y Medellín.

Además y debido a que en las encuestas Duque le propina una tenaz paliza a Petro en Antioquia y el Eje Cafetero en intensión de voto, este último candidato también buscaba ampliar la audiencia en la dirigencia privada antioqueña y para ello hicieron gestiones para que fuera escuchado por el poderoso GEA y Proantioquia, que incluso le dio cita para este jueves, pero todo esto habría quedado congelado por la cancelación de la gira en pleno reino político del uribismo.

Y ante los ataques verbales que ha recibido don Germán Sánchez en las redes sociales, su familia ha tenido que salir a explicar que se trató de un ejercicio democrático para escuchar a todos los candidatos.

Lea: Los alfiles de Duque en Antioquia

Liberales con Petro

Pero como don Germán Sánchez y Mauricio Zuluaga también ya hay varios dirigentes liberales en Antioquia que no apoyarán la aspiración de Iván Duque por estar en contra de la decisión adoptada por la DNL y por no compartir el retorno de un nuevo gobierno nacional de corte uribista.

Por tales razones apoyarán la candidatura de Gustavo Petro, porque sería el gobierno más vigilado y con más contrapesos, lo que no ocurría con Duque, pues temen, ellos, una excesiva concentración del poder.

Entre ellos figuran Jaime Fajardo, Jorge Mejía, Ramón Elejalde, Barlahán Henao, Jairo Gallego, Andrés Mesa, Eliana Katerine Gómez y hasta de pronto el mismísimo y legendario socio Bernardo Guerra Hoyos anunciaría su aval, al tiempo que su hijo concejal, Bernardo Alejandro, anda por el momento dudoso de dar un paso hacia algunas de las dos candidaturas que dirimirán la presidencia de Colombia en segunda vuelta este 17 de junio. A lo mejor se queda neutro.

Esos y otros liberales tenían previsto este jueves un acto de adhesión a Petro en el muy simbólico parque Gaitán del popular barrio Manrique Oriental de Medellín, pero fue uno de los certámenes políticos afectados por la no presencia de Petro en Medellín.

Con denominaciones como “Liberales con Petro” o “Dignidad Liberal” se vienen impulsando las tesis petristas, gesta muy complicada por la realidad de las estadísticas electorales con una ventaja de más de 40 puntos de Duque en esta región.

Inclusive la institucionalidad liberal en la región, representada por sus Directorios en Antioquia y Medellín, están en franca rebeldía y rebelión contra la Dirección Nacional Liberal de César Gaviria por las decisiones inconsultas tomadas marginando a las bases del partido. El problema es que estos directorios son más un decorado que una verdadera realidad de acción política liberal, con respetables excepciones fogosas personales.

La Dirección Liberal en Antioquia y su presidente el diputado Luis Carlos Ochoa es poca la resonancia que tiene, pues si ese directivo no le pone votos ni a sus compañeros de su propio equipo político, menos, casi nula, es la influencia e impacto electoral de esa directiva en la militancia liberal territorial.

Como consuelo petrista en Antioquia esos liberales y directivos de su campaña como Teresa Muñoz y Jorge Rojas están realizando algunos actos sin el candidato, entre ellos una reunión que tuvo lugar el pasado viernes durante la cual se conformó un comité de liberales con Petro.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Gustavo Petro Ivan Duque
Política

Duque logra 52% en intención de voto frente al 34% de Petro

El pasado 27 de mayo se llevó a cabo la primera vuelta presidencial en la que Duque obtuvo más de 7,5 millones de votos (39,13 %) y Petro consiguió 4,8 millones...
Gráfico de elecciones políticas en Antioquia
Política

En las urnas de Antioquia pasaron muchas cosas

En el departamento votaron 2.6 millones de antioqueños y por primera vez Medellín pasó del millón de votos.
Escrutinio
Política

Las reclamaciones no se hacen por redes, sino en los escrutinios

En el mundo no existen sistemas electorales perfectos, ni los de papel y tampoco los electrónicos.

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
4
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
5
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
6
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo