El idioma es un ser vivo: crece y se vigoriza

Autor: Lucila González de Chaves
30 abril de 2020 - 12:05 AM

La maestra Lucila González de Chaves ofrece una guía para el uso correcto de seis expresiones asociadas a la pandemia por covid-19.

Medellín

  1. Expresiones correctas

 

Tanto “diagnosticar una enfermedad a una persona”,  como “ser (alguien) diagnosticado de una enfermedad”, son expresiones adecuadas.

Usos adecuados: Personas diagnosticadas de COVID-19…

El director…. fue diagnosticado de coronavirus. Le diagnosticaron con coronavirus,…

Diagnosticar significa “determinar la existencia (de una enfermedad) a partir de sus síntomas”, según indica el Diccionario. Lo que se diagnostica es la enfermedad, mientras que la persona es el complemento indirecto: Le (a él) diagnosticaron una gripe.

Es también adecuado usar la preposición CON (diagnosticado con coronavirus).

Lea también: Fenómenos del siglo XXI aceleran el trabajo de la RAE

  1. Desconfinar

 

El verbo desconfinar está bien creado a partir de confinar. Igual que su derivado desconfinamiento. El prefijo DES- se emplea para expresar  vuelta al estado anterior. En este caso, se pretende regresar a la situación previa al confinamiento.

No aparece en Diccionario porque este solo recoge las palabras que no se formaron por derivación o composición, como ocurre con: desconfinar y desconfinamiento que son palabras compuestas.

 

  1. Chinocentrismo

 

Las autoridades en el idioma  español conceptúan que el sustantivo Chinocentrismo es preferible a sinocentrismo para referirse a la tendencia a considerar a China como el eje y centro de las políticas mundiales. Usos adecuados: Esta eclosión definitiva del chinocentrismo,  depende, en gran medida, de lo que está pasando hoy en Pakistán.

El chinocentrismo… evidencia ahora sus debilidades.

Es recomendable utilizar el elemento “chino-“, que remite a la  conexión con el país, frente a: “sino-“, que está vinculado al estudio de la lengua y la cultura de la China. Son válidos los derivados: chinocéntrico y chinocentrista.

 

4. Seroprevalencia

 

Los términos formados con el elemento sero-, que alude a los sueros, como seroprevalencia o serotipo, se escriben con ese inicial y sin espacio ni guion. Ejemplos correctos:

Se trata de un estudio de seroprevalencia que se realizará a nivel nacional.

La seroprevalencia de las mujeres embarazadas en Nueva York fue de 1.3 %.

Hay casos sospechosos en la zona, y en algunos barrios existe el serotipo 2 del dengue.

Indica el diccionario académico, que el elemento sero- significa ‘suero’. En el ámbito médico se emplea a menudo para todo aquello que se basa en pruebas serológicas, es decir, en el estudio químico y bioquímico de los sueros, especialmente del suero sanguíneo.

La seroprevalencia es la prevalencia de una enfermedad —es decir, la proporción de personas que la sufren con respecto a la población en estudio— determinada con análisis de sueros.

Al ser un elemento que funciona como prefijo, SERO, lo adecuado, conforme a la ortografía académica, es que vaya unido a la palabra a la que afecta, sin espacio ni guion, no solo en los términos mencionados, sino también en otros como: serodiagnóstico, seropositivo, seronegativo y seroterapia.

 

5. Viricida

 

El término viricida es el adecuado para referirse a todo aquello que es capaz de acabar con un virus, por lo que se desaconseja la voz “virucida”.

Usos correctos según Fundéu: Los viricidas autorizados por Sanidad en España  son eficaces contra el coronavirus.

La empresa de limpieza de Sanlúcar adquiere un nuevo viricida.

El intrusismo laboral en el sector de la desinfección viricida está poniendo en juego vidas humanas.

El Diccionario de términos médicos de la Real Academia Nacional de Medicina define viricida como ‘que mata o es capaz de matar los virus’ y, a su vez, considera incorrecta la forma virucida.

(Intrusismo: “ejercicio de actividades profesionales por persona no autorizada para ello. Puede constituir un delito” – RAE)

Le puede interesar: El idioma en tiempos de cambios profundos

 

 

  1. Son correctos

 

Tanto poscoronavirus como pos-COVID-19 o pos-COVID, son grafías adecuadas.

Usos adecuados:

España pide  un fondo de recuperación europeo pos-COVID-19.

La era poscoronavirus: caricias y abrazos restringidos.

Según indica la Ortografía de la lengua española, lo recomendable es emplear la forma pos-, mejor que post-, tanto antes de vocal como de una consonante que no sea S. Por ello, en palabras como pos-COVID y poscoronavirus, es preferible optar por la forma simplificada de este prefijo; como los prefijos se escriben unidos a la palabra a la que acompañan,  la más adecuada es la forma poscoronavirus, y no

post-coronavirus, ni pos  coronavirus.

En el caso de COVID, la grafía es pos-COVID. El guion es también la opción recomendada cuando la enfermedad mantiene su denominación entera, pos-COVID-19, de la misma manera que se escribe anti-COVID-19 para aludir a las vacunas y los tratamientos.

Es adecuado también escribir enteramente en minúsculas, y no con mayúscula inicial, pues los nombres de las enfermedades son sustantivos comunes: covid. A esta forma, covid, ya lexicalizada o convertida en palabra, se le puede unir el prefijo sin guion: poscoronavirus: poscovid.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Emisiones de carbono
Columnistas

El diccionario medioambiental

Guía de nuevos términos y sus definiciones, a propósito de las preocupaciones por el medio ambiente

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
3
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...
4
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
5
Columnistas /

Precisiones de la RAE en su ortografía, última edición

A esas palabras que ofrezcan ambigüedad marquémosles tilde porque lo que necesitamos al expresarnos es...
6
Columnistas /

“Rio” no se tilda y “meó” sí

Cuando se encuentren una i o una u con acento al lado de cualquiera de las otras tres vocales, tilden sin...