El estudio del derecho

Autor: Álvaro López Rojas
17 julio de 2018 - 12:08 AM

Aunque para muchos lo que trae la L.1905/18 es insuficiente para enderezar el camino, puede ser una de esas aparentemente insignificantes decisiones que cambian el rumbo de las instituciones

La sensación de seguridad que genera un ministro de justicia como Enrique Gil, es inmensa. Su recorrido vital lo convierte en un símbolo de lo que debe ser un abogado. Recorrió el ejercicio de la abogacía en todas sus facetas y logró lo que muchos no pueden, que es la visión perfecta del derecho frente al Estado y sus ciudadanos, para lo que es necesaria una combinación adecuada de academia y praxis, de acatamiento de la norma y respeto por las personas, de rigor jurídico y visión consciente de la realidad. Él y Alejandro Gaviria, dejaron en alto el nombre de Antioquia a nivel nacional. ¡no todo es malo!

Lea también: El legado del presidente Santos
Quedaron muchas cosas por hacer en materia de organización de la Justicia, pero es que en un año no es mucho lo que se puede hacer en un país en el que la presión sobre las cortes y tribunales, las permisiones y la corrupción generalizada, ameritan una rigurosa intervención. Habría que comenzar por dos asuntos graves, serios y urgentes como son la enseñanza del derecho y la designación de operadores de la Justicia. Tenemos el problema de la proliferación absurda de las facultades de derecho que se volvieron trofeos y semillas desde las que nacen los grandes negocios de la educación superior.
Una persona que por sus notas académicas es nombrada primero monitor y luego profesor de una facultad de derecho, podrá dedicarse al estudio de los franceses, los italianos, los alemanes, pero si no tiene contacto con el mundo real, será incapaz de actuar frente al sistema judicial. Desde aquí pueden surgir los inconvenientes de la enseñanza del derecho, por lo que son tan importantes los centros de práctica y entrenamiento, como en el caso de los consultorios que en ningún caso deben usarse para el cumplimiento de un requisito de grado, pues son la oportunidad de hacerle ver a los estudiantes la realidad del mundo.
Llegó la hora de repensar los métodos de la enseñanza del derecho y los contenidos de los pensum. Pero debe hacerse desde la realidad del país, las necesidades de los ciudadanos y las causas de los delitos e inequidades. La certeza controlada de una buena formación jurídica es el primer paso para la seguridad de los derechos de la población. Aunque para muchos lo que trae la L.1905/18 es insuficiente para enderezar el camino, puede ser una de esas aparentemente insignificantes decisiones que cambian el rumbo de las instituciones. Este debe ser el inicio del gran debate sobre reformas a la justicia.

Vea también: Hay que recuperar la universidad
Las facultades de derecho son fundamentales para la consecución de la paz en nuestro país: son las sementeras de los defensores de la verdad, la equidad y el respeto de los derechos, y todo eso nos lleva a la convivencia pacífica. El Estado tiene que intervenir permanentemente las facultades de derecho, que deberían volver a ser escuelas. El examen de Estado, aunque la Ley no lo diga, debería estar proscribiendo, por ejemplo, el negocio de los preparatorios de las universidades privadas; lo que si se prevé es que la norma tendrá que ser reglamentada, ojalá sin pensar en lo propio de los funcionarios, solo pensando en Colombia.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

La inteligencia artificial al servicio de la salud
Ciencia /

La inteligencia artificial al servicio de la salud

Jesús Abad Colorado estuvo en Artbo
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Obra montada por El Candombe en homenaje a Evaristo Carriego
Palabra & Obra /

19 años del Candombe

Encuentro de Dirigentes de Occidente Irene Gaviria El Mundo
Política /

Panorama político

Obras del Museo del Prado
Artes Plásticas /

Galería itinerante del Museo del Prado se instaló en Parques del Río

Artículos relacionados

Acosos, violaciones, denuncias, negocio
Columnistas

Acosos, violaciones, denuncias, negocio

Superando la fuerza, la coacción, la imposición de autoridad, el respeto humano, el acceso a menores, el turismo sexual, el estupro y todas esas cosas malucas que...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿La CPI lucha realmente contra la impunidad?

La CPI juega un papel nefasto cuando pesa y logra torcer los debates de los partidos políticos, del...
2
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Reflexiones sobre la ausencia de apuestas para formar públicos en artes visuales en “la ciudad de las...
3
Minas Y Energía /

¿Qué falta para que EPM entre a casa de máquinas en Hidroituango?

Al menos cuatro pasos más debe dar la empresa antes de cerrar el paso de agua y comenzar a recuperar el...
4
Política /

Panorama político

Segundo capítulo en la tenaz pelea entre las familias liberales: los Elejalde y los Guerra.
5
Columnistas /

Craso error político

No se puede gobernar desde las alturas del conocimiento a ciudadanos pegados a la tierra, que deben vivir...
6
Columnistas /

Historia de Colombia a cuentagotas 12

Además de su interés por las ciencias naturales, estos criollos ilustrados se preocuparon por conocer y...