El daguerrotipo de un agujero negro

Autor: Carlos Arturo Soto Lombana
22 abril de 2019 - 09:06 PM

La foto de un agujero negro nos permite dar un salto tecnológico, pero al mismo tiempo, desde el punto de vista epistemológico, puede retrocedernos varios siglos

Medellín

Carlos Arturo Soto Lombana

Expertos y no expertos recibimos con sorpresa la noticia de que varios equipos de investigadores de varias nacionalidades habían logrado una “foto de un agujero negro”, aportando con esto una nueva confirmación de la Teoría General de la Relatividad, formulada por Albert Einstein a comienzos del siglo XX.

Lea también: Comunicados que piden compromiso al presidente Duque

Sin duda alguna se trata de un acontecimiento científico, más allá del resultado (la foto de un agujero negro), que muestra la manera en que un colectivo de más de 200 investigadores de diferentes nacionalidades, trabajando simultáneamente en diferentes laboratorios (radiotelescopios), procesando datos de manera independiente, llegan a la misma conclusión que luego es consensuada y compartida.

Doy más importancia al fenómeno social, aspecto que es característico de las actuales empresas científicas, que muestran que los avances en ciencia y tecnología ya no están en la esfera de individuos específicos, sino que trasciende a la esfera de colectivos cada vez amplios, que trabajan de manera articulada en el logro de metas concertadas. Otro ejemplo, de esta clase de trabajo científico se puede apreciar en los proyectos que se desarrollan en el laboratorio de física de partículas más grande del mundo administrado por el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear).

En realidad, la trascendencia del proyecto EHT (Event Horizon Telescope) no está en la “foto” tomada, la importancia está relacionada con el aporte tecnológico relacionado con nuevas metodologías para rastrear el universo y los aspectos sociales relacionados con la producción científica. Menciono esto por cuanto la “existencia” de los agujeros negros no es un asunto que esté en discusión en el mundo científico, ni mucho menos la “necesidad” de tomar fotografías como una forma de corroboración fáctica.

Kant en su metafísica de las ciencias de la naturaleza, dejó claro que el concepto de Naturaleza que aborda el científico va más allá de la naturaleza extensa (externa a nosotros) para ubicarse en una esfera intelectual (el principio interno de todo aquello que puede ser pensado). Este aporte de Kant al desarrollo de la ciencia contemporánea es lo que nos permite comprender que no todo de lo que se “dice” en las teorías y conceptos de la ciencia, es necesariamente sobre el mundo material en el que vivimos. Con toda seguridad la foto que hoy nos presenta este importante grupo de científicos, tendrá otra lectura en el futuro desde una nueva teoría científica.

Lo invitamos a leer: Valor agregado que aportan las universidades a sus estudiantes

La foto de un agujero negro nos permite dar un salto tecnológico y al mismo tiempo puede retrocedernos varios siglos, a épocas en donde las teorías científicas se validaban por su nivel de corroboración experimental y por la relación estrecha entre lo que vemos y lo que pensamos. Valen las palabras de uno de los creadores de la mecánica cuántica, Werner Heisemberg, al decir que los científicos han pasado de intentar describir fielmente la Naturaleza a preguntarse sobre qué pueden decir sobre aquello que llaman Naturaleza.

Finalizo con este bello pasaje escrito por Gabriel García Márquez, en Cien años de Soledad: “De esa época databa el oxidado daguerrotipo en el que apareció José Arcadio Buendía con el pelo erizado y ceniciento, el acartonado cuello de la camisa prendido con un botón de cobre, y una expresión de solemnidad asombrosa, y que Úrsula describía muerta de risa como “un general asustado”. En verdad, José Arcadio Buendía estaba asustado la diáfana mañana de diciembre en que le hicieron el daguerrotipo, porque pensaba que la gente se iba gastando poco a poco a medida que su imagen pasaba a las placas metálicas”.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

La Educación y cuarta revolución industrial
Columnistas

La Educación y cuarta revolución industrial

Repensar los desafíos actuales y futuros de la Educación es una forma de pasar revista sobre la pertinencia de la Ley General en la actualidad.

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
2
Urbanismo /

Aplicativo lleva frutos del campo local hasta las casas de todos 

Compra Local permite que los tradicionales Mercados Campesinos de Medellín se estrenen en una plataforma...
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
5
Columnistas /

La carne desmechada o la carne mechada

El verbo mechar significa “deshilachar la carne en tiras”, coger la carne y hacer “mechas”,...
6
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo