El café que fue de los inmortales

Autor: Laura Cecilia Bedoya Ángel
29 abril de 2018 - 02:00 PM

La autora nos lleva a uno de los más emblemáticos cafés de Buenos Aires, ciudad abierta a la conversación, el encuentro y la creación cultural.

Medellín

Bandoneón, hoy te voy a contar la historia del Café de los inmortales de la ciudad de Buenos Aires, (Argentina) y te aseguro que vamos a entrar a este lugar.

Para hacerlo tengo que presentar primero a su administrador, Don León Desbernats, un inmigrante francés, conocido por su amabilidad y llamado “El padre de Los inmortales.” Ahora sigamos, pero no, ¡primero las damas!, Ángela Tesada, “lindo demonio sedante”, uruguaya, artista de teatro, representó el personaje de Amalia- novela de José Mármol -y se dice que fue la primera mujer que fumó en público.

Siguiendo con las presentaciones, son estos asiduos visitantes los que le dieron el nombre al café, Evaristo Carriego y Florencio Sánchez.

Cuentan que un día Don León se acerca hasta ellos y les dice que todos los que visitan su negocio sólo toman café y que no consumen nada, entonces Carriego y Florencio le respondieron: “Si no comemos, es que somos inmortales”, desde ese momento el café llevó ese nombre, porque antes se llamaba Café Brasil.

Ahora que cumplimos con los requisitos, vamos a entrar y desde el mostrador te iré narrando lo que alguna vez pasó, mientras consumimos “un completo”: café con leche y pan con manteca, a sólo 15 centavos.

Lea también: Fervor de Borges y sur de Homero

Las mesas del café eran ocupadas por distintas peñas, la de los poetas, los dramaturgos, los anarquistas, novelistas, pintores, críticos y músicos.

A la mesa que ves allí, acudían los dramaturgos José González Castillo, Ivo Pelay, Vicente Martínez Cuitiño, Carlos Mauricio Pacheco, Alberto Vacarezza y el uruguayo Florencio Sánchez, quien escribió para teatro Mi’hijo el dotor y Barranca abajo, entre otros, marcados por el tinte social y redactados algunos en sus mesas al dorso de formularios de telegramas.

En la mesa que da a la ventana se reunían los poetas, Evaristo Carriego, Enrique Banchs, Roberto Giusti, Héctor Pedro Blomberg y muchos otros.

Cerca de esta, se ubicaban los políticos, Elpidio González y Alfredo Palacios. Al frente los anarquistas, Alberto Giraldo, José de Maturana, José González Castillo. Algunos de estos eran autores teatrales.

¡Ah! Olvidé decirte que mi mayor interés por la historia de Los inmortales, es porque allí nació una gran parte de la poética del tango y lo digo porque José González Castillo escribió Griseta y Organito de la tarde, por ejemplo. Ivo Pelay, es autor de Adiós Pampa mía, Casas viejas y la milonga Se dice de mí, por nombrar algunos.

Es imperdible la impronta de Blomberg en el tango, su creación recuerda la época del gobierno de Juan Manuel de Rosas y nos dejó entonces; La pulpera de Santa Lucía, Los jazmines de San Ignacio y el vals Amalia.

Alberto Vacarezza, autor del sainete El conventillo de la paloma, escribió los tangos La copa del olvido y Padre nuestro.

Y bueno dejé para el final a Carriego porque si bien es cierto que no escribió ningún tango, su obra inspiró a muchos letristas. Este poeta es autor de Las misas herejes y de La canción del barrio.

De su poema El guapo salieron tangos como Mandria y Sangre maleva por ejemplo, de Residuo de fábrica, el tango Caminito del taller, composición de Cátulo Castillo. Hay otro poema La que se quedó para vestir santos y entonces Pettorossi compuso el tango Fea.

Quiero resaltar el poema Has vuelto, porque de sus versos brotaron los tangos, Organito de la tarde y El último organito, de este podemos decir que es una reconocida pieza con muchas interpretaciones, entre ellas la de Joan Manuel Serrat.

Es infaltable en esta lista el poema Tu secreto porque uno de los grandes Enrique Cadícamo bebió de estos versos para escribir el tango De todo te olvidas (Cabeza de novia) .

Un gran regalo sería leer el poema Tu secreto

“¡De todo te olvidas! Anoche dejaste

aquí, sobre el piano, que ya jamás tocas,

un poco de tu alma de muchacha enferma:

un libro, vedado, de tiernas memorias.

Íntimas memorias. Yo lo abrí, al descuido,

y supe, sonriendo, tu pena más honda,

el dulce secreto que no diré a nadie;

a nadie interesa saber que me nombras(…)”

Vea: Tango, patrimonio cultural de Uruguay

Se dice que en este sitio que estaba ubicado en Corrientes al 920 y que vivió de 1906 a 1916 se gestó Sadaic. Allí tomaron café Jacinto Benavente, Enrico Caruso y Ramón del Valle Inclán.

Hubo un grupo al que llamaron Los malditos porque tuvieron talento, carisma, alegría de vivir y una empatía con lo bello. Todo les fue dado, pero les fue esquiva la salud y murieron jóvenes, fueron ellos, Florencio Sánchez, Evaristo Carriego y Antonio Monteavaro.

Esta es sólo una parte de la historia del Café, porque Don León fue a luchar a su patria – Francia-cuando estalló la Primera Guerra Mundial y al regreso no siguió administrando Los inmortales, entonces, el café no volvió a ser el mismo sin Don León y lo cerraron.

Nosotros debemos salir ya del café y cerrar por hoy la historia de Los inmortales con una frase que tiene autor pero que se volvió común: “Los inmortales, el único café porteño que tuvo una vida breve y una historia eterna”.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Colombia por la equidad, niñez colombiana, niño Katío
Población /

Colombia por la equidad. Unidos por la niñez

On stage de la Institución Educativa Hard Rock Taller
Música /

On stage, puerta al estrellato de los ensambles más maduros del HRT 

Juan Camilo Chávez, titán de la educación
Mundo Estudiantil /

Juan Camilo Chávez, un maestro titan de la educación tecnológica

Premiación del Concurso de ensayo histórico - crítico para pensar en el arte de Medellín.
Mundo Literario /

Implosión en el gallinero, texto ganador del Concurso de ensayo 

Imagen de crónicas de indias
Palabra & Obra /

Girolamo Benzoní y tantos moscos que pican (sobre la leyenda negra)

Artículos relacionados

Abran cancha, que la llevo dormida
Palabra & Obra

Abran cancha, que la llevo dormida

Introducción al mundo, e historias, del cuento Hombre de la esquina rosada, de Jorge Luis Borges.

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

De todo un poquito pasó en la política colombiana en la semana que termina y que resumimos en nuestro...
2
Columnistas /

Atrapado y sin salida 

Para el presidente Duque, para las bancadas del nuevo Frente Nacional, para los corruptos, la verdad es la...
3
Columnistas /

Ni amplificación, ni unificación de períodos

Las elecciones que todas las democracias realizan a mitad del período presidencial, son un termómetro...
4
Columnistas /

Requiem por Sears Roebuck

La historia de Sear’s en el mundo del comercio es fundamental para entender la evolución del...
5
Política /

En Envigado hay obras por todas partes

El gobierno de Envigado trabaja con prioridad en solucionar las dos únicas problemáticas que afectan a...
6
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...