EPM sigue trabajando por el saneamiento del río Medellín

Autor: Merlyn Álvarez Hincapié
16 marzo de 2019 - 11:05 AM

En su plan de saneamiento del río Medellín, EPM incluye el trabajo desde los ríos afluentes a este; es por esto que como parte vital del objetivo de recuperar el río más importante de la capital antioqueña, Empresas Públicas trabaja fuertemente en las quebradas, como actualmente lo hace en La Iguaná como parte del Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, Psmv.

Medellín

Empresas Públicas de Medellín, EPM, se mantiene firme en su intención y propósito de saneamiento y descontaminación del río Medellín y sus quebradas afluentes, para lograr este objetivo diseñó el  Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, Psmv, con el que busca contribuir a la preservación del ambiente, con un servicio de alcantarillado eficaz y eficiente en los diez municipios del área metropolitana.

El Psmv es una herramienta de planeación articulada con los objetivos y las metas de calidad definidos por la autoridad ambiental para garantizar la recolección, el transporte y el tratamiento de las aguas residuales que se generan en el valle de Aburrá.

“La responsabilidad de EPM con el ambiente tiene diferentes dimensiones: el cuidado de las cuencas, los bosques y las quebradas, así como la calidad del aire; pero también, por muchos años hemos venido  desarrollando un trabajo incansable para lograr el saneamiento de las aguas residuales en el área metropolitana”, expresó Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de EPM.

Este plan, además de la ampliación y modernización de la Planta San Fernando en el municipio de Itagüí, incluye la construcción de la Planta de Aguas Claras en Bello; la construcción de aproximadamente 400 kilómetros de redes de alcantarillado, con modernizaciones y actualizaciones; la construcción del Interceptor Sur en Caldas y La Estrella; y la proyección de las plantas de aguas residuales de los municipios de Copacabana, Girardota y Barbosa, que actualmente se encuentran en la etapa de estudios previos.

 

La quebrada La Iguaná es intervenida actualmente. Fotos: María Fernanda Múnera

 

Todo esto, permite “cuidar las cuencas hidrográficas de lo diez municipios, además de mejorar las condiciones de salubridad al eliminar las aguas residuales que vierten a las quebradas y ofrecer mejores condiciones habitabilidad en los alrededores del río Medellín. Son beneficios que se traducen en bienestar y desarrollo para todo nuestro territorio”, agregó Londoño de la Cuesta.

 

Proyecto La Iguaná-La García 

Entre las obras de redes de alcantarillado, con las que EPM saneará las quebradas afluentes del río Medellín que atraviesan las zonas centroccidental y noroccidental de la ciudad se encuentra el proyecto Iguaná-La García.

Con una inversión cercana a los $35.800 millones, estas obras contemplan la construcción, reposición y modernización de 10.7 kilómetros de alcantarillado de los 27.9 que contempla el proyecto; así mismo, se ejecutarán 13.6 kilómetros de acueducto de los 35.5 kilómetros que se presupuestan como meta general del proyecto. 

 

Uno de los túnes de la obra Iguaná-La García

 

Lea también: Basuras de Medellín, un problema de todos 

En cuanto a descargas residuales, esta intervención busca eliminar 54 puntos de vertimiento directo para proteger las quebradas que alimentan la cuenca La Iguaná. Además, con un plazo de intervención de 22 meses, este proyecto también contempla la modernización de los circuitos de acueducto Hamacas, Pajarito, Pedregal alto, Aures, Cucaracho y Porvenir. 

La cuenca La Iguaná atraviesa geográficamente las comunas 5 (Castilla), 7 (Robledo), 11 (Laureles-Estadio), 12 (La América) y 13 (San Javier). En cada uno de estos sectores las obras avanzarán de manera escalonada y con el uso de nuevas tecnologías, con el propósito de disminuir los impactos en la comunidad.

Pilar Patiño, ingeniera y directora de este proyecto, explicó que este, específicamente en La Iguaná, “consiste en la construcción de 27 kilómetros de redes de alcantarillado, con el objetivo de recoger 100 puntos de descarga. Esas descargas son puntos donde el agua residual está vertiendo a la quebrada La Iguaná, entonces la idea es por medio de redes de alcantarillado, que están paralelas a la quebrada, recogerlas, llevarlas al Interceptor Norte y luego que vayan a la planta de tratamiento de Aguas Claras y así contribuimos al saneamiento del río Medellín y de la misma quebrada”.

 

¿Cómo avanza este proyecto? 

En este momento se han recogido 31 descargas y de los 27 kilómetros se han hecho 10 kilómetros de red. Las obras se iniciaron en septiembre del año pasado y se espera terminar en el segundo semestre del próximo año.

 

Parte de los trabajos a zanja abierta

 

La ingeniera explicó que la mayor parte de este proyecto se está realizando “con tecnologías combinadas. Se trabaja en zanja abierta, por las condiciones que hay; sin embargo, también estamos utilizando tunelainer, perforación horizontal dirigida y en unos tramos donde se puede hacer la rehabilitación por el interior de la tubería con Cipp”.

Según explicó Pilar, estas tecnologías tienen una función diferente: “El Cipp es una rehabilitación de las tuberías existentes y lo que hacemos es colocar una manga al interior de la tubería, se infla con métodos constructivos y queda totalmente recuperado el interior de la tubería para garantizar la rugosidad y que el agua pueda seguir libremente, además de que se amplía la vida útil de la tubería; la perforación horizontal dirigida es una tecnología sin zanja que se hace a través de monitoreos, es decir, se coge un robot que perfora la tierra, por decirlo así, y después hala la tubería, entonces esta pasa y todo se va monitoreando con unos aparatos electrónicos para poder garantizar las cotas y que llegue al punto exacto donde necesitamos; y el tunelainer es un poco más manual, se hace con personal y es algo similar a un túnel minero, se hacen unos pozos de acceso, más o menos de 7 metros, dependiendo de la profundidad, esta tecnología permite hacer trabajos a mayor profundidad sin hacer toda la excavación. Luego se hace el túnel a través de unas platinas circulares, se hace el diámetro para que las personas puedan ingresar y con las tuberías, que tienen un diámetro más pequeño, lo que se hace es llenar con concreto fluido esos bordes para poder garantizar la estabilidad de la tubería. Los trabajos a zanja abierta son muchos más manuales y requieren de mucho más personal, se pueden hacer con máquina cuando se tiene acceso para la retroexcavadora, sino se hace con personal que es cuando se escava un ancho que garantice el acceso de la tubería y del personal para su seguridad y se colocan entibados, que son tablones de madera en ambos lados para garantizar la seguridad del personal. Cuando llegan a su punto de cota, donde es necesario tener la tubería para que el agua pueda transitar, se instala la tubería y luego se hace un lleno. Después se realizan todas las obras accesorias como el urbanismo, la pavimentación, entre otras”.

 

El compromiso de EPM con este proyecto es total, pues sueña con tener en mejor estado el río Medellín

 

También puede leer: Madera plástica con material reciclado, un proyecto que avanza 

Estos trabajos evitarán que más de 450 litros por segundo de agua residual sigan descargando a trece importantes quebradas que alimentan la cuenca La Iguaná: La Ronda, Aguas Frías, Guayaba 1, Chagualon, La Loma, La Puerta, La Peña, La Bermejala, La Honda, La Cascua, La Corcovada, Caño San Germán y La Gómez.

Igualmente, esta intervención también permitirá modernizar las redes acueducto y alcantarillado en 35 barrios de Medellín y en el corregimiento de San Cristóbal.

 

Ampliación de la Planta San Fernando 

Con el objetivo de mejorar el tratamiento preliminar y primario, que reducirá los tiempos de mantenimiento y suspensión programados; lograr la disminución del desgaste de los equipos y principalmente avanzar en el Programa de Saneamiento y Manejo de Vertimientos del río Medellín y sus quebradas, para que EPM pueda seguir contribuyendo a la recuperación de espacios en las riberas del río Medellín y la reducción de las enfermedades de origen hídrico, EPM ejecuta el proyecto de modernización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales San Fernando, que inició desde 2017.

Con una inversión total de $ 42.687 millones, este proyecto incluye la construcción de obras civiles, eléctricas, mecánicas y de instrumentación y control, de cara a mejorar el tratamiento preliminar para que esté en óptimas condiciones en la retención de sólidos, natas y sólidos suspendidos, y de esa manera permitir que el tratamiento biológico actual y futuro tenga una mayor eficiencia en la remoción de estos elementos.

 

Parte de los trabajos de ampliación en la Planta San Fernando

 

En el tratamiento primario se remueven las basuras, lodos y arenas de las aguas, y en el secundario se llevan a cabo una serie de procesos biológicos en los que se eliminan materias contaminantes, de esta manera se devuelven las aguas en condiciones óptimas al río Medellín.

La Planta San Fernando recibe las aguas residuales de los municipios de Sabaneta, Envigado, Itagüí, zona urbana de La Estrella y San Antonio de Prado, y en un futuro próximo, gracias a la construcción del Interceptor Sur, las de Caldas y la zona rural de La Estrella.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Reinel
Reinel
2019-03-17 19:50:24
En el barrio Blanquizal no hay control de los verdaderos hacia la quebrada la iguana. Deben cobrar multas a los que tienen tubos de descarga directa hacia la quebrada, así si les duele.
Edgar
Edgar
2019-03-17 16:17:06
Excelente, por decir lo menos.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Túnel descarga intermedia hidroituango
Minas Y Energía

Hidroituango, un laboratorio de soluciones no convencionales

El 28 de abril de 2018 el proyecto Hidroituango escapó del programa de obras. La contingencia en la Galería Auxiliar de Desviación (GAD) puso a EPM a trabajar en...
Energías renovables no convencionales
Minas Y Energía

La transformación energética está en camino

El balance de la subasta de cargo por confiabilidad, celebrada hace una semana, ratificó la matriz limpia del país y permitió diversificar las fuentes de...
drenaje casa de máquinas hidroituango
Minas Y Energía

EPM avanza en cinco frentes para recuperar a Hidroituango

El drenaje de la casa de máquinas, la continuidad de la presa hacia la cota 435, el cierre de los túneles de desviación, las obras en el túnel de descarga...

Lo más leído

1
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
2
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
3
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
4
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
5
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
6
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo