Deseos de independencia resurgen en Europa

Autor: Mariane Lacombe Betancur
19 marzo de 2017 - 02:00 PM

El bloque europeo estará celebrando todo este año más de medio siglo de cooperación política y económica pero las reivindicaciones autonomistas acapararon la atención.

Europa

El 25 de marzo 1957 se creó lo que iba a volverse la Unión Europea (UE) que se conoce hoy. Este aniversario es la ocasión para hacer el balance de los últimos sesenta años y mirar hacia el futuro. “Debe también marcar el inicio de un nuevo capítulo. Debemos enfrentar nuevos desafíos mayores, que sea sobre nuestra seguridad, el bienestar de nuestros pueblos o del papel que Europa deberá asumir en un mundo cada vez más multipolar”, declaró Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. La verdad es que la UE se planteó un profundo cuestionamiento sobre su situación luego de que los británicos le abrieran el paso al Bréxit (contracción en inglés de Britain y Exit). 

El reto del Bréxit
En los últimos meses, el gobierno de Theresa May, la Primera Ministra británica, se ha estado empeñando en preparar la salida del Reino Unido de la UE. Ésta fue aprobada el 23 de junio 2016 con una mayoría de 51.9%  y más de 30 millones de votantes en un referéndum. El pasado 14 de marzo, May subrayó ante el Parlamento británico que la implementación definitiva del Brexit sería “un momento decisivo” para el país, que empezará “a forjar una nueva relación con Europa y un nuevo papel en el mundo”. La funcionaria afirmó también que “seremos un Reino Unido fuerte y con autogobierno, con el control de nuestras fronteras y nuestras leyes”. Y es que los políticos británicos siempre han mantenido cierta distancias con la Unión Europea a pesar de su cooperación con ésta. En los años sesenta, las tensiones eran particularmente vivas y la entrada del Reino Unido a la Comunidad Europea no fue tan fácil. Durante su membresía, el gobierno británico mostró desacuerdo en varios temas pero disfrutó de derogaciones. 


Los asuntos económicos y migratorios también siguen siendo temas delicados en las relaciones bilaterales. El punto crítico: la jungla de Calais, una ciudad en el extremo norte de Francia, donde migrantes de África y de Medio Oriente se concentraban, esperando una oportunidad para ir a Reino Unido. Ahora el campo está destruido, pero el problema de los migrantes no se ha resuelto todavía y el presidente francés, Francois Hollande, le pidió al gobierno de Londres que “tomara sus responsabilidades” en este asunto. La paradoja de esta situación está en la composición cosmopolita de la población británica, la cual ha recibido una gran parte de los inmigrantes que vienen a Europa. Sin embargo, las islas británicas han hecho cada vez más difícil el acceso a sus tierras con la multiplicación de controles de sus fronteras. 


El otro asunto evocado en las declaraciones de Theresa May concierne a la legislación. La UE toma directivas generales que se transforman luego en leyes nacionales en cada país. De modo que, aunque tiene cierta independencia, cada miembro tiene la responsabilidad de aplicar legalmente las políticas adoptadas por las instituciones europeas.


Por otro lado, el gobierno británico no tiene interés en romper definitivamente los vínculos con la UE en absoluto. Al contrario, debe seguir colaborando con ella y negociar nuevos convenios económicos. En 2015, la UE gozaba de un PIB de 16,312 billones de dólares según el Banco Mundial. De hecho, los miembros de la Unión afirmaron que la mayor ventaja de ésta es su poder comercial, económico e industrial según una encuesta sobre el futuro de Europa publicada por la agencia TNS. Cuando se trata de retos, el crecimiento económico solo viene a ser la sexta respuesta de trece. En cuanto a las perspectivas para los jóvenes europeos, 60% están convencidos que la UE les ofrece un panorama favorable. No obstante, 56% declararon también que el futuro sería más complicado para los jóvenes de ahora. Las principales preocupaciones de los ciudadanos están en los ámbitos sociales y de seguridad. 


Independencias regionales
La salida del Reino Unido parece haber despertado sueños de independencia en dos puntos claves de Europa: Cataluña y Escocia. Los nacionalismos son muchos, pero los más activos últimamente son estos dos. Curiosamente, en 2014, las dos regiones ya habían organizado un referéndum independentista. Casi tres años después, Cataluña está planeando una nueva consulta para septiembre. Sin embargo, la posibilidad de que esto se lleve a cabo es leve. El 13 de marzo, el expresidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, fue condenado a dos años de inhabilitación por la consulta popular de 2014, considerada como ilegal por la justicia española. En cuanto a la situación de Nicola Sturgeon, Primera Ministra escocesa, no es tan crítica. La líder política anunció el mismo día que condenaron a Mas, su deseo de organizar un nuevo referéndum para que Escocia sea independiente y pueda quedarse en la UE. 


Aunque técnicamente los gobiernos de Cataluña y Escocia podrían organizar el referéndum, su efectividad depende de varios factores: la victoria del sí, el proceso jurídico y el reconocimiento internacional. Frédéric Mérand, docente y politólogo de la Universidad de Montreal, consideró que la situación en las islas británicas y la península ibérica tienen una diferencia mayor: para Londres, el nacionalismo escocés era “algo no deseable pero acceptable”. De su lado, “el Gobierno español consideró el nacionalismo catalán como algo perjudicial”. No obstante, esto podría estar cambiando: May mostró su profundo desacuerdo ante la iniciativa escocesa, por lo que no sería imposible que adopte una política más rígida como la española. El académico también matizó la situación con respecto a la posibilidad de que Escocia y Cataluña se vuelvan independientes. En España, la opinión está dividida y la independencia sería complicada. Para Escocia, Mérand destacó tres caminos posibles: o el Reino Unido integra el proceso de autonomía escocesa en las negociaciones del Bréxit, de modo que la nación no saldría de la UE junto con el resto, o Escocia se sale de la organización y pide volver a integrarla. La tercera posibilidad sería que no gane el sí en el referéndum escocés y quede resuelto el asunto. Además, la Encuesta de Actitudes Sociales, elaborada por ScotCen Social Research, reveló que 46 % de los encuestados apoyaban la separación con el Reino Unido pero no obligatoriamente para quedarse en la UE. 25% querían salir del bloque europeo y 44% al menos reducir la influencia de Bruselas.  


Si se lleva a cabo el proceso de separación, lo más probable es que Escocia deba aplicar para volver a entrar en la UE, un proceso que toma muchos años y necesita varios requisitos. Mérand subrayó que el ingreso “no es algo automático”. También explicó que tanto España como Reino Unido no facilitarían tanto el proceso ya que Escocia posee bases nucleares submarinas y petróleo y Cataluña es una Comunidad Autónoma rica económicamente con respecto a las demás. 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Diálogo entre Gobierno y Eln
Derechos Humanos /

Gobierno reanudará este lunes negociaciones con Eln 

Atlético Nacional
Fútbol Colombiano /

Con lo justo, Atlético Nacional venció a Tolima

Colombiamoda
Sectores /

Edición 28 de Colombiamoda abre las pasarelas a mujeres talla grande

Nicolás Maduro
Latinoamérica /

Maduro dijo que magistrados nombrados por Parlamento irán presos

Rigoberto Urán
Ciclismo /

 Urán, la revancha del luchador 

Lo más leido

1
Política /

Panorama

En todos los medios de información de Medellín se regó la exclusiva de EL MUNDO que el senador Germán...
2
Política /

Lista otra fórmula conservadora al Congreso

La conformaron en Antioquia los congresistas Juan Diego Gómez y Nicolás Albeiro Echeverri, con el apoyo...
3
Columnistas /

Sencillez, modestia frente a grandilocuencia

El acuerdo político logrado va permitiendo que este paisaje incautado nos permita calcular la verdadera...
4
Caricatura /

El conejo sorprendido

5
Columnistas /

Oportunidades para el emprendimiento

El emprendimiento debe ser una política de desarrollo y no una política social
6
Pensándolo Bien /

Felices con Rigo

La presencia de Rigoberto Urán en el podio del Tour de Francia es fuente de alegría y esperanza para el...