Delmiro Moreno

Autor: José Hilario López
8 noviembre de 2017 - 12:06 AM

El periplo de la vida de nuestro ilustre pensador y amigo, que para fortuna todavía nos sigue asombrando con su vigor e independencia intelectual.

En columnas anteriores me he estado refiriendo  al movimiento intelectual que  en la década del 50 del siglo pasado se conformó en Medellín en torno al La Agencia Francesa de Prensa, conocido como Grupo La France Press (GFP). Hoy quiero centrarme en Delimiro Moreno un intelectual autodidacta, librepensador, destacado historiador y periodista radicado en Neiva desde hace más de 50 años, quien además en sus años juveniles tuvo una destacada dirigencia en los movimientos revolucionarios de su época.  Delimiro junto con Estanislao Zuleta y Mario Arrubla (Z y A) fueron los pensadores que más influenciados en la formación humanística de nuestra generación, que llegó a su mayoría de edad a principios de la década de los 60.

Según el ensayo “La saga de Zuleta, Delimiro y Mario Arrubla” de Darío Orozco, incluido en el libro Textos antipáticos (Delimiro Moreno,1995) los dos primeros desertaron del tercer año de bachillerato del viejo Liceo Antioqueño de la Universidad de Antioquia-UdeA, para dedicarse a estudiar en la copiosa biblioteca que existía en la casa de Zuleta. Ramiro Montoya del Centro Literario Porfirio Barba Jacob, logró la integración a su grupo, primero de Zuleta en 1950 y más tarde de los restantes dos amigos y de otros contertulios que también se congregaron alrededor del GFP, vanguardia intelectual y origen de muchos de los pensadores que han orientado hasta nuestros días la cultura antioqueña.

El grupo de contertulios del Porfirio Barba Jacob giraba alrededor de la Biblioteca Central de la UdeA, contigua al edificio del Paraninfo, donde en su cómodo salón se podía estudiar todo el día en jornada continua extendida hasta las primeras horas de la noche, y además se nos prestaban libros. En 1953, cuando iniciaba mi preparatoria para ingresar al Liceo Antioqueño, conocí la Biblioteca de la UdeA, y cual no sería mi asombro al constatar que con sólo buscar en un fichero podía seleccionar el libro que quisiera, para que el bibliotecario pusiera el pedido en una cajita de madera que bajaba mediante una cuerda hasta el primer piso y, ¡Oh milagro!, en pocos minutos en la misma cajita subía el libro deseado y lo tenía en mis manos.

El talante liberal abierto al pensamiento del contrario y dispuesto a reconocer sus méritos, se empezó a manifestar en Delimiro desde el homenaje que, como secretario del Centro Cultural Marco Fidel Suárez en su nativa Bello, en el año de 1955 en el centenario de su nacimiento rindió a su paisano expresidente de Colombia y símbolo del conservatismo. Otra prueba de la heterodoxia y honestidad intelectual de nuestro personaje, se encuentra en el reconocimiento que hizo al gobernante conservador antioqueño Pedro Justo Berrío a quien en su bien documentado estudio titulado “Vigencia histórica del federalismo colombiano”, publicado en 2004, lo elogia como, y paradójicamente, el verdadero arquitecto del federalismo en Colombia y del progreso de nuestra comarca. Su capacidad crítica se manifestó también en la rebelión que a principios de la década del 60, en compañía de Z y A y otros jóvenes intelectuales encabezó contra la ortodoxia del Partido Comunista, lo que dio origen al Partido de  la Revolución Socialista, unido esto al esfuerzo por estudiar el marxismo sin las ataduras del estalinismo imperante, algo similar a lo que había logrado el Círculo de Frankfurt con el comunismo europeo en la década del 20.

Entre las publicaciones más destacadas, 17 en total, más otras tantas obras en colaboración con otros autores, quisiera destacar, además del estudio sobre el federalismo y los Textos antipáticos, atrás referidos, las siguientes: José María Rojas Garrido (1992), Breve historia de las comunicaciones en Colombia (1994), El Estado Soberano del Tolima, personajes y su historia (1995), Del maguaré a la fibra óptica, crónica de las comunicaciones (1995) e Historia de las ideas de izquierda en Colombia (2001).

Ser libre pensador, como lo definió Delimiro en su reciente reportaje a Oscar Domínguez en la conmemoración de sus ochenta y cinco años de vida, es  la virtud “propia de  un hombre que trata de pensar con su propia cabeza y se niega a hacerlo con la de otros, por ilustres y grandes que sean o hayan sido”…. .A la pregunta sobre su definición de la Libertad respondió: “Hacer lo que honestamente se cree que es lo mejor, sin ningún apremio exterior, autónomamente, y en armonía con los otros y las fuerzas activas de la vida”.

Ese ha sido el periplo de la vida de nuestro ilustre pensador y amigo, que para fortuna todavía nos sigue asombrando con su vigor e independencia intelectual.

P.S. Acabó de recibir la triste noticia de la repentina muerte del doctor Jairo Escobar Moncada, nuestro profesor en el Aula Abierta del Instituto de Filosofía del UdeA. Adiós querido maestro y paz en tu tumba.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

La lectura como trabajo
Columnistas

La lectura como trabajo

Leer es una fiesta del espíritu al mismo tiempo que un arduo trabajo, algo que está lleno de sospechas, de inquietudes, de angustias

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Sectores /

Sector Público continuará paro nacional a partir del martes

1'250.000 empleados y funcionarios públicos exigen solución pronta a las peticiones con el fin de que...
5
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
6
Columnistas /

La redacción correcta en el ámbito educativo

El vocablo bachillerato, en minúscula, alude de un modo genérico, a la enseñanza secundaria; si hay dos...