Del extinto bipartidismo al uribismo o a la izquierda

Autor: Nacho
12 junio de 2018 - 04:48 PM

Durante unos 170 años en Colombia dominaron los liberales y los conservadores, pero desde hace unos 30 años nuevas fuerzas políticas han irrumpido en el firmamento nacional.

Medellín

Colombia se dispone a elegir este domingo 17 de junio su séptimo presidente bajo el ordenamiento de la Constitución Política 1991 y en estos últimos 27 años han pasado significativos hechos políticos y electorales que han marcado y confeccionado la crónica y la historia más reciente de esta nación suramericana.

En todos los acontecimientos que han moldeado el destino colombiano de estas casi tres décadas, una palabra ha sido clave: la paz.

Precisamente los cambios en el organigrama político de la nación y que derivaron en la promulgación de un nuevo texto constitucional, fueron producto de los procesos de paz y de reintegración a la vida legal de organizaciones insurgentes, de diversos perfiles, como el EPL, el Quintín Lame, la Corriente Socialista, el PRT y el M-19, todo ello impulsado por una nueva generación de colombianos que pedían a gritos unas nuevas condiciones para la participación política distinta al bipartidismo, en lo que se ha avanzando en estos últimos 27 años, aunque sigue prevaleciendo mucho desequilibrio social y político.

Y el tema de la paz continúa imperando como un asunto de hondo calado en la cotidianidad nacional y también ha influenciado fuertemente el proceso electoral que tendrá su epílogo este domingo con la elección de un nuevo conductor del país, sobre todo por la negociación, firma e implementación del proceso de paz con las Farc, hoy desarmadas, pero que contaminaron la elección de varios presidente en las tres últimas décadas.

Adiós al bipartidismo

Las dos primeras elecciones presidenciales ya rigiendo la Carta del 91, se llevaron a cabo en las postrimerías de la vigencia del histórico bipartidismo, liberal y conservador, que se originó promediando el siglo XIX pocos años después del triunfo criollo sobre el régimen español después de 1819, es decir, apenas vamos a cumplir 200 años como nación independiente después de un sofocante y violento colonialismo de más de 400 años.

En 1994 se dio el último triunfo presidencial del Partido Liberal con Ernesto Samper Pizano, en medio de un escándalo surgido por la financiación de su campaña por parte del floreciente, cruento y poderoso negocio del narcotráfico, que ha descuadernado la vida ética de Colombia y que fue el principio del fin de las grandes mayorías que venía ostentado el liberalismo colombiano, que se fue fragmentando hasta quedar reducido a un remedo de organización política, castigado por su propio electorado.

Ese profundo barullo que estremeció al Partido Liberal fue también el causante de su derrota en 1998 ante el último conservador que ha conducido a Colombia, el delfín Andrés Pastrana Arango.

De ahí en adelante el liberalismo y el conservatismo han sido solo unos espectadores a la cita de cada cuatrienio hasta la elección de este domingo y como van, van camino a la extinción.

Pero el verdadero fin del bipartidismo está inmerso en la propia Constitución del 91, que con su espíritu de promover la participación en contra del agotado modelo de la representatividad política, le dio el impulso a la creación de nuevos partidos y movimientos políticos, además de la estrategia del jefe del Estado de la época de golpear y reducir a las estructuras políticas de los jefes, barones, gamonales y feudos regionales que dominaron hasta los años 90 la vida política electoral de los colombianos, y que disfrazados a través de varias modalidades se resisten todavía a fenecer.

Lea: Escrutinios confirman a Duque y a Petro para la segunda vuelta

El uribismo

Esos nuevos requisitos para la gestación de expresiones partidistas, fueron empleados por disidentes del golpeado y desprestigiado Partido Liberal para formar colectivos que interpretaran con otras posturas ideológicas, como la “seguridad democrática”, el momento de la nación, sobre todo el problema del desafío que representaba la ofensiva de las Farc, que había cogido nuevos bríos por su vinculación al negocio del narcotráfico, lo que permitió acuñar el término “narcoguerrilla”.

De esa forma apareció en la escena política nacional Álvaro Uribe Vélez, quien inicialmente en lo regional con Primero Antioquia y luego en la nacional con Primero Colombia, Colombia Democrática, el Partido de la U y ahora el Centro Democrático ha copada e incidido en el destino de la política colombiana desde 2002 y su postura de orden y autoridad podría regresar al dominio del manejo del Estado.

Uribe Vélez se quedó ocho años en el poder presidencial, toda vez que en desarrollo de su primer mandato (2002 – 2006), jalonó una reforma constitucional para instaurar nuevamente la reelección presidencial que había sido enterrada por la Carta del 91, pero que fue revivida mediante artimañas, no muy santas, que luego fueron castigadas por la justicia.

Así las cosas, la reelección presidencial se convirtió en un tema de batalla campal en el debate nacional y fue empleada para que en los últimos ocho años gobernara al país otro delfín de las castas tradicionales que han gobernado a Colombia, como es Juan Manuel Santos, quien irónicamente acaba de ponerle fin a la reelección y deja como huella o herencia la negociación y firma de un proceso que ha llevado al desarme de las Farc, pero que ha quedado incompleto en su implementación legal, que ha sido uno de los asuntos que ha impactado la campaña electoral.

Superado el bipartidismo, la reelección, en algo las Farc, pero en medio de uno de los peores flagelos que ponen en peligro hasta la democracia, como es la corrupción en los sectores privado y público, Colombia se lista para el retorno del uribismo al poder o a dar por primera vez el paso hacia un modelo insospechado de izquierda a través, precisamente de uno de los hijos de la Constitución del 91, en la cual el M-19 comenzó a sentar las bases, desde su propuesta de izquierda nacionalista, para que uno de sus miembros del pasado disputaran en el mediano tiempo la Presidencia de Colombia, luego que la Asamblea Nacional Constituyente modificara la estructura política bipartidista y abriera espacios para la participación a diversas corrientes políticas.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Norman
Norman
2018-06-13 06:52:08
Buen recuento...asertada conclusón: uribismo e izquierda

Destacados

Todos lo saben Trailer
Palabra & Obra /

Todos lo saben el sufrimiento de una familia en medio de un secuestro

María Teresa Cano Mañana serás aire ArtBo
Palabra & Obra /

Servirse a la mesa: los aplausos pendientes para María Teresa Cano

Santa Laura Montoya
Palabra & Obra /

Mujeres, su brillante huella en la educación y en el arte

Ruta de la seda
Palabra & Obra /

Tangos en la ruta de la seda

Bernardo Guerra toma juramento a Belisario Betancur
Política /

La presidencia de Belisario

Artículos relacionados

Primera Vuelta Presidencial en Colombia
Política

La MOE desmiente rumores de fraude en primera vuelta presidencial

La Misión de Observación Electoral le salió al paso a los rumores que han rondado desde la realización de la primera vuelta presidencial, y quiso así, desmentir y...
Gustavo Petro discurso
Política

Petro pide a De la Calle que lo apoye en segunda vuelta presidencial

Gustavo Petro recibió el viernes pasado el apoyo de Claudia López, quien fue compañera de fórmula de Fajardo en la primera vuelta, y del senador Antanas Mockus,...
Ana Ligia Mora
Política

Un aporte al programa ambiental de Iván Duque

Una diputada y ambientalista de Antioquia y del Centro Democrático trabaja por una nueva cultura para el mar y los manglares.

Lo más leído

1
Columnistas /

La putrefacción hiede…

Aquí la corrupción está desembozada, sin vergüenza, se exhibe nacional e internacionalmente, no hay...
2
Política /

Sí habrá consultas para gobernaciones y alcaldías

Estas primarias para designar candidatos propios o únicos a gobernaciones y alcaldías, fueron programadas...
3
Columnistas /

Presidente Duque: ¿Quo Vadis?

La cuenta la van a pagar los más pobres y la clase media del país.
4
Palabra & Obra /

Mujeres, su brillante huella en la educación y en el arte

Estas siete mujeres antioqueñas han descollado en las humanidades, la educación y el arte.
5
Política /

La presidencia de Belisario

El expresidente de origen antioqueño Belisario Betancur, quien acaba de fallecer a los 95 años, entró a...
6
Política /

Alcalde de Envigado, en manos de la Gobernación

La administración seccional de Antioquia deberá designar un alcalde encargado en Envigado.