Colombia busca el gas que Venezuela evade venderle

Autor: Javier Restrepo Gonzalez
26 agosto de 2018 - 07:26 AM

Hace once años ambos países suscribieron un contrato por el cual Colombia exportaría el energético hacia Venezuela para luego abastecerse de ese país, dadas sus elevadas reservas. Sin embargo, Pdvsa no cumplió su parte y hoy no existe información oficial que indique una nueva fecha para el inicio de la importación.

Medellín

Un informe de la Unidad de Planeación Minero Energética –Upme- del ministerio de Minas y Energía, fechado en julio pasado, indica que entre febrero de 2021 y septiembre de 2022 Colombia podría afrontar una escasez de gas. Una perspectiva así ya no asusta a la industria, acostumbrada a que durante más de 30 años de expansión en Colombia el análisis de abastecimiento y confiabilidad se ha movido entre el corto y el mediano plazo. Pero sí permite preguntarse el por qué, cuando somos vecinos de uno de los países con mayores reservas de gas natural en el mundo y se cuenta con la infraestructura necesaria para importarlo.

Visión no ha faltado. En los albores del nuevo milenio, los gobiernos de Colombia y Venezuela empezaron a explorar la posibilidad de un acuerdo al cual se sumó Panamá, lo que dio vía libre a la construcción del gasoducto Antonio Ricaurte entre los campos de Maracaibo, en la costa oriental del lago del mismo nombre, y el campo Ballena, en La Guajira. Además, se firmó un contrato por el cual Colombia exportaba inicialmente gas al vecino país para luego invertir el flujo. Pero la situación política de la república bolivariana se llevó por delante las buenas intenciones.

Lea también: Sector minero-energético ve buenas señales en el gobierno Duque

Hoy Colombia busca asegurar el abastecimiento de gas natural por otras fuentes. Ante la creciente demanda del energético, tanto para la generación térmica de energía eléctrica como para la industria, el transporte y los usos residenciales, la Upme ha priorizado el proyecto de construcción de una planta de regasificación en Buenaventura, por donde se podrían importar 400.000 pies cúbicos diarios, que serían insertados al mercado nacional mediante un nuevo gasoducto entre Buenaventura y Yumbo y la adecuación de bidireccionalidad en los tramos Yumbo - Mariquita, Barrancabermeja – Ballena y Barranquilla – Ballena, entre otras obras. Como si el gas de Venezuela, definitivamente, no fuera a llegar.

 

Promesa deshonrada

La intención del acuerdo entre Colombia y Venezuela, según le dijo a ELMUNDO.COM el viceministro de Energía, Alonso Cardona, era la interconexión gasífera entre las naciones promovida por sus jefes de Estado.

Sin embargo, mientras el vecino país ponía en operación el Proyecto Rafael Urdaneta en el Golfo de Venezuela, específicamente el bloque Cardón IV con 9,5 billones de pies cúbicos de reservas, Colombia podía suplir de manera complementaria y temporal la creciente demanda de Gas en el mercado interno venezolano para que, posteriormente, fuera Venezuela el que abasteciera al mercado colombiano.

Lea además: Aumenta la brecha entre precios de gasolina y Gas Natural Vehicular

El gas enviado a Venezuela salió del campo Guajira, el más antiguo de Colombia, cuya operación desde 1977 marcó el inicio del desarrollo de esta industria en el país. El viceministro Cardona precisó que, en total, Ecopetrol y Chevron, las empresas que suscribieron el contrato por la parte colombiana, le vendieron a Pdvsa Gas alrededor de 0,5 TCF (trillones de pies cúbicos) a lo largo de siete años y medio, desde enero de 2008 hasta junio de 2015. El 1 de enero de 2016, el gas de Venezuela debía llegar al campo Ballena, lo cual hasta ahora no ha ocurrido.

Aunque según el ministerio de Minas y Energía, “Pdvsa Gas mantiene su disposición para cerrar los temas contractuales y operativos por resolver y estima llevar a cabo reuniones presenciales en el corto plazo”, la situación no debe ser nada fácil a juzgar por la respuesta que un vocero de Ecopetrol le dio a ELMUNDO.COM: “Ecopetrol cuenta con un contrato de importación de gas con Pdvsa suscrito en el 2007, debido a condiciones operativas del contrato las partes se encuentran negociando algunos de estos aspectos”. Sin más detalles.

Le puede interesar: Gas Natural cerró venta de 41,9% de su distribuidora a Brookfield

Entre tanto, según el viceministro Cardona, “se han suscrito diferentes otrosíes en relación al contrato de importación de gas de Venezuela los cuales, entre otras consideraciones, han permitido mantener una modalidad interrumpible del contrato inicial”. Además se han intentado acercamientos vía “llamadas telefónicas, video conferencias y mesas de trabajo presenciales para acordar las condiciones contractuales que actualmente están en discusión”.

Sin embargo, el Ministerio deja claro que “los contratos, negociaciones y acuerdos fueron realizados entre empresas (Ecopetrol, Chevron y Pdvsa), por lo cual el Gobierno Nacional no tiene injerencia en los mismos”.

 

¿Vale la pena insistir?

Hay dos razones por las cuales la lógica señala que Colombia debería insistir en importar el gas de Venezuela. La primera de ellas, como se dijo antes, es que ya existe una infraestructura. La segunda es que Venezuela necesita dinero y, si tiene un activo como el gas, debería venderlo.

Conozca más: La disponibilidad del gas es la prioridad

Así lo explica el presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural, Naturgas, Orlando Cabrales Segovia, quien enfatiza en que la capacidad del gasoducto binacional, que es de 500 millones de pies cúbicos, representa “la mitad de la producción en Colombia”.

Sobre la segunda razón, expresó que “ellos tienen reservas de gas importantes, lo lógico es  que busquen monetizarlas. El otro lado de la moneda es que la situación política de Venezuela no es fácil y la relación política con Colombia no es buena”.

Sobre este punto, precisamente, este sábado los gobiernos de Venezuela y Trinidad y Tobago iban a firmar un acuerdo por medio del cual el régimen de Nicolás Maduro suministraría gas a la isla desde el campo Dragón, un desarrollo costa afuera en el Estado de Sucre, hasta por 300.000 pies cúbicos diarios entre 2020 y 2022.

Además: Medellín está cada vez más lista para moverse con energía eléctrica

La pregunta es si a Trinidad y Tobago Venezuela sí le cumplirá, pues en el vecino país este acuerdo ha sido duramente criticado. Según Nelson Hernández, ingeniero y especialista en materia energética citado por la agencia EFE, “Venezuela atraviesa por una escasez de gas del orden de 2.000 millones de pies cúbicos diarios, lo que ha obligado a utilizar hidrocarburos líquidos de alto valor de exportación”.

Otros expertos indican que la información que llega desde el vecino país es opaca en el sentido de que no se sabe exactamente cuánto se está produciendo ni de petróleo ni de gas. Todo apunta a una caída vertiginosa debido a la falta de inversión en mantenimiento, lo que imposibilitaría, incluso, poner el gas en las estaciones para su exportación.

 

¿Todavía se necesita ese gas?

Según el presidente de Naturgas, en el momento actual la producción nacional es suficiente para cubrir la demanda. Sin embargo, en situaciones de hidrología escasa, baja confiabilidad o una caída en las reservas, el requerimiento de gas puede aumentar y “podría tener sentido que Colombia se abasteciera del gas de Venezuela”, puesto que la importación que se hace en Cartagena “está cubriendo las térmicas del Caribe, pero las térmicas del interior no están cubiertas”.

Lo invitamos a leer: Regasificadora del Pacífico, el gran dilema del sector energético

Frente a las propuestas de la Upme, según la cual la planta de importación en Buenaventura debe estar operando en septiembre de 2023, Orlando Cabrales Segovia asegura que esa entidad del Gobierno “tiene la visión de que la principal forma de abastecimiento de gas en el país a largo plazo es una infraestructura adicional de importación”.

“Nosotros en eso tenemos una visión diferente, nosotros pensamos que esa es una opción, no la descartamos, pero hay otras opciones y la primera, por supuesto, es explorar, explorar y explorar en el territorio colombiano; que ese fuera el mantra de aquí en adelante, estoy seguro que si exploramos más vamos a encontrar más”, opinó.

Además: Gremio del gas natural, en suspenso por falta de decisiones políticas

Finalmente, insistió en algo que ha dicho reiteradamente: “Adelantar esa infraestructura de importación tendrá sentido solo si las plantas térmicas del interior de Colombia –que son seis y operan a diésel- migran a gas y respaldan la capacidad y la disponibilidad de esa nueva infraestructura, así como se hizo en el Caribe”.

 

Cronología de la negociación

• Año 2000: Inician las conversaciones comerciales y técnicas para la Interconexión Gasífera entre Colombia y Venezuela.

• Julio   de 2004: Colombia y Venezuela suscribieron un Memorándum de Entendimiento con el objeto de retomar la revisión de los aspectos comerciales y técnicos iniciados en 2000.

• Noviembre de 2005: Reunión de los presidentes de Colombia (Álvaro Uribe) y Venezuela (Hugo Chávez) donde se decidió que la propiedad, construcción, administración, operación y mantenimiento del gasoducto Maracaibo-Ballena correspondería a Pdvsa Gas y/o alguna de sus filiales.

• Inicios de 2006: las empresas involucradas (Pdvsa Gas, Ecopetrol y Chevron) iniciaron negociaciones para la suscripción de un Contrato de Suministro de Gas.

• Julio de 2006: Firma del Memorándum de Constitución de Negociación en materia de Interconexión Gasífera entre Colombia, Panamá y Venezuela.

• Julio de 2006: Se suscribe entre Colombia y Venezuela un Memorándum de Entendimiento en materia de Interconexión Gasífera con el objetivo de continuar el diseño conjunto de acuerdos que permitan alcanzar el consenso respecto a todos los aspectos relacionados con la estructuración del proyecto de Interconexión Gasífera entre ambos países, y por lo tanto, la comercialización de gas a través de esquemas de asociación binacional.

• Mayo de 2007: Firma del contrato de exportación de gas de Ecopetrol y Chevron a Pdvsa Gas.

• Diciembre de 2007: Firma del contrato de importación de gas de Pdvsa Gas a Ecopetrol. El acuerdo tenía una duración de 20 años. En principio Colombia exportaría gas natural a Venezuela por 4 años y Venezuela a Colombia por los 16 años siguientes.

• Diciembre de 2011: Pdvsa Gas, Ecopetrol y Chevron firman un otrosí en el que se amplía la entrega de gas desde Colombia hacia Venezuela, inicialmente hasta 2014. Sin embargo, el desarrollo de los acontecimientos llevó a que Colombia exportara gas hasta junio de 2015, es decir, por un lapso total de 7,5 años.

• Junio de 2015: Pdvsa Gas anunció que no extendería su contrato con Ecopetrol y Chevron para el suministro de gas argumentando la puesta en marcha de un campo propio del hidrocarburo.

• 1 de enero de 2016: Debía comenzar la importación de gas desde Venezuela hacia Colombia. Sin embargo esto no ha ocurrido en ningún momento en los últimos 32 meses.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Babylon Health
Ciencia /

La inteligencia artificial al servicio de la salud

Jesús Abad Colorado estuvo en Artbo
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Obra montada por El Candombe en homenaje a Evaristo Carriego
Palabra & Obra /

19 años del Candombe

Encuentro de Dirigentes de Occidente Irene Gaviria El Mundo
Política /

Panorama político

Obras del Museo del Prado
Artes Plásticas /

Galería itinerante del Museo del Prado se instaló en Parques del Río

Artículos relacionados

sector minero energético
Minas Y Energía

Sector minero-energético ve buenas señales en el gobierno Duque

El nombramiento de técnicos y conocedores de la materia en los ministerios y agencias del Estado ha despertado el optimismo entre los gremios, quienes esperan ver...
Gas Natural Vehicular
Movilidad

Aumenta la brecha entre precios de gasolina y Gas Natural Vehicular

Cerca de 200 mil vehículos se favorecen con el uso de Gas Natural Vehicular en Colombia, 600 de los cuales incluyen buses y tractocamiones para el transporte de...
Gas Natural Fenosa.
Sectores

Gas Natural cerró venta de 41,9% de su distribuidora a Brookfield

Este viernes se oficializó la adquisición.

Lo más leído

1
Columnistas /

Falda o pantalón, ¡pero no bata-calzón!

En Colombia se está presentando un fenómeno que presagia lo peor. No nos engañemos. Avanzamos sin rumbo
2
Política /

Gobernación: baja oferta de candidatos

Hasta el momento sólo dos candidatos han anunciado su aspiración a ese cargo, dos están pendientes de...
3
Columnistas /

Las iglesias evangélicas: el peligroso poder político en Latinoamérica

La política actual en Latinoamérica está dando un giro altamente desfavorable para las libertades y...
4
Política /

Panorama político

Segundo capítulo en la tenaz pelea entre las familias liberales: los Elejalde y los Guerra.
5
Minas Y Energía /

¿Qué falta para que EPM entre a casa de máquinas en Hidroituango?

Al menos cuatro pasos más debe dar la empresa antes de cerrar el paso de agua y comenzar a recuperar el...
6
Columnistas /

Hipótesis Gaia, Club de Budapest y Cambio Climático

Una visión apolítica sobre el futuro de la vida en la Tierra mostrada por James Lovelock vs. una salida...