Coccam, ¿legal o ilegal?

Autor: Redacción
15 octubre de 2017 - 12:00 AM

Los cultivos de coca en Colombia aumentaron un 18% entre 2015 y 2016 y registraron una cifra récord, al pasar de 159.000 hectáreas sembradas a 188.000 entre un año y otro, según reportó el Gobierno de Estados Unidos a comienzos de 2017.

Colombia

Dicen que la necesidad es la mejor aliada de la creación, y en muchos casos indica ser una premisa acertada. La Coordinación Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam) se conformó en enero del presente año, en la ciudad de Popayán, con el propósito de presentarle al Gobierno Nacional la idea que sustenta que algunas familias campesinas tienen que dedicarse a la siembra de estos cultivos para lograr sobrevivir.

Para comprender un poco más el tema, es necesario remitirse al punto 4 del Acuerdo de Paz firmado en La Habana, el cual busca, como su nombre lo indica, la “Solución al Problema de las Drogas Ilícitas” en el territorio nacional.

Una medida que, conforme al contexto nacional, no será sencillo adaptarla a la realidad, pues sólo en Tumaco, donde el pasado 5 de octubre fueron asesinados seis campesinos en extrañas circunstancias, el cultivo de hoja de coca le deja al municipio el 12% de sus ingresos, lo que equivale, según estudios, a unos 140.000 millones de pesos cada año.

Sin embargo, organizaciones como la Coccam han manifestado su voluntad de colaborar y ser partícipes del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (Pnis), cuya meta es sustituir aproximadamente 50.000 hectáreas de sembradíos ilegales durante el primer año de su implementación en más de 40 municipios de los departamentos más afectados.

Lea también: Incautado sumergible con capacidad para siete toneladas de coca

A pesar de esto, desde varios sectores han manifestado que un movimiento como la Coccam, por principios legales, no se puede constituir, pues atenta contra la idea de que los cultivos de coca, amapola y marihuana son ilegales.

Luz Perly Córdoba, vocera nacional de la Coccam , ha manifestado en varias oportunidades que, ante estas denuncias, es menester “aclarar que esto no es una coordinación de mafias ni de narcotraficantes, sino de personas del campo que subsisten de estos pequeños cultivos, pero que tienen una vocación campesina intacta”

“No somos una asociación, ni buscamos perpetuar el cultivo de coca. Nos llamamos cocaleros porque en este momento es nuestra actividad, pero una vez se solucionen los problemas de fondo, la Coccam va a desaparecer”, le dijo Córdoba a Verdad Abierta.

De acuerdo a la líder campesina, lo que desean plantear es que la sustitución de cultivos se haga por etapas, que tenga unos tiempos y que no se trate de entregarles un mercado a trabajadores del campo para que vivan por seis meses, “pues la gente va a quedar peor”.  

Lea también: El cannabis medicinal: negocio con potencial en Colombia 

En este punto, cabe mencionar que con el Pnis el Gobierno pretende que sean las organizaciones campesinas y las familias las que tomen la iniciativa de dejar atrás la siembra de cultivos ilícitos, para reincorporarse a la vida productiva, el desarrollo de las regiones en el marco de la legalidad y recibir, mensualmente, durante el primer año, el incentivo económico de un millón de pesos.

“Coccam, sin sentido”

Así como el senador de la República y experto en temas de conflicto armado, Alfredo Rangel, son muchos quienes consideran que la Coccam es una “idea traída de los cabellos”, aseverando que no tiene sentido crear una organización de campesinos cocaleros cuando lo que se planteó en el Acuerdo de Paz es la sustitución absoluta de estos cultivos ilícitos.

“Está claro que hay que ofrecer a los campesinos alternativas de ingreso, proyectos con los cuales puedan subsistir. Lo que no se puede permitir es que estas organizaciones pretendan dar un mal mensaje, haciendo creer que lo ilícito es legal”, manifestó el legislador.

Lea también: Identificado el presunto responsable del ataque en Tumaco

Finalmente, y en la misma línea, el director de la Agencia para la Sustitución de Cultivos Ilícitos, Eduardo Díaz, manifestó que todo lo que retrase la sustitución voluntaria, venga de donde venga, incluida las demoras atribuibles al propio Gobierno, termina beneficiando a quienes están buscando hacerse al control de los territorios donde operaban las Farc y a los cultivos ilícitos ahí presentes.

"A pesar de las diferencias de criterio soy respetuoso de la Coccam. Junto a ellos, y otras organizaciones sociales y campesinas, la Dirección a mi cargo ha venido trabajando en la implementación de la sustitución voluntaria como está previsto en el Acuerdo de Paz", concluyó.

 

Desde otrora…

Luis Fernando Pineda, coordinador del Programa Integral de Sustitución para Antioquia, manifestó que la Coccam no es una sorpresa para él, pues desde hace mucho tiempo los pequeños campesinos cocaleros empezaron a crear sus propias asociaciones, como por ejemplo en los municipios de Nechí y El Bagre, en el Bajo Cauca del departamento.

Sin embargo, hace la salvedad de que la base del Pnis no son las organizaciones cocaleras, sino las Juntas de Acción Comunal.

“Es más, los acuerdos que realizamos los firman, en primera instancia, los presidentes de las Juntas de Acción Comunal, una vez han sido designados por las asambleas comunitarias en cada vereda. La Coccam no es la que representa a los campesinos en los acuerdos con el Gobierno”, dijo.

También, explicó que en un marco general se podría decir que la Coccam es una organización ilegal, pero en el marco específico y en el desarrollo del Acuerdo de Paz, resulta que no solamente reconocer estas organizaciones, sino también llegar a acuerdos de sustitución voluntaria con campesinos “es permisible y tiene todo un soporte conceptual que la Corte Constitucional declaró exequible y el Congreso aprobó en el decreto 896 de 2017”.

“Entonces hay todo un soporte jurídico para demostrar que el Estado tiene la oportunidad de buscar una solución con estas personas organizadas en la Coordinación. Eso sí, únicamente si sembraron hasta el 31 julio de 2016. Después de esa fecha, estamos hablando de campesinos en condición de ilegalidad”, sentenció.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

¿Cómo se llegó a los hechos de Tumaco del 5 de octubre/17?
Columnistas

¿Cómo se llegó a los hechos de Tumaco del 5 de octubre/17?

Allá campeaba, desde hacía mucho tiempo, la más singular violencia y su abandono del Estado era absoluto
Santos, de frente contra el narcotráfico
Gobierno

Santos, de frente contra el narcotráfico

El jefe de Estado anunció una recompensa de 150 millones de pesos a quien ayude a capturar a alias guacho y alias david, integrantes de una organización criminal que...
Tarazá
Territorio

Sustitución de cultivos llegó a Tarazá

En Tarazá, los campesinos cocaleros le dan la bienvenida a la restitución de cultivos ilicitos y suscriben acuerdo con el Gobierno Nacional.

Lo más leído

1
Básica Y Media /

Lucila González de Chaves, un faro que continúa alumbrando

La enseñanza y el correcto uso de la Lengua Castellana han ocupado la vida de la maestra Lucila González...
2
Columnistas /

¿Qué pasa con la salud en Colombia?

La salud de los colombianos se encuentra en estado grave, incluso en no pocos casos, requiriendo atención...
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
5
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
6
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...