Cizaña contra los Derechos Humanos

Autor: Hernán Mira Fernández
3 diciembre de 2017 - 12:05 AM

Que vergüenza un Congreso impulsado por unos grupos políticos de derecha o ultraderecha, sembrándole más cizaña a los Derechos Humanos en el país.

 

 

Colombia no ha sido propiamente terreno abonado para el florecimiento de los Derechos Humanos y tantas veces ha eliminado a muchos de los que se han atrevido a liderar su defensa. La cizaña que es una planta con granos que tienen un principio tóxico, crece espontáneamente en los sembrados y es muy difícil de extirpar, representa muy bien lo que aquí ha ocurrido con estos derechos que no se han dejado florecer, como debería ser si esta fuera una sociedad democrática seria. Esa cizaña se les ha sembrado aquí a lo largo de la historia reciente y ha tenido picos notables en el gobiernos de Turbay Ayala y más en el de Uribe Vélez.

En la actualidad la cizaña se le ha plantado a los Derechos Humanos y sus defensores en el Congreso de la República. En una proposición presentada en el Senado por Cambio Radical, el partido de Vargas Lleras, y apoyada por el expresidente Uribe, su Centro Democrático y los conservadores, se establecían unas inhabilidades a magistrados de la Justicia Especial para la Paz. El Senado aprobó entonces, que no podrán ser magistrados de la JEP quienes “hayan ejercido representación judicial” en “actuaciones relacionadas con hechos del conflicto armado” durante los últimos cinco años. Este periodo de tiempo se aplica como prohibición también para quienes “hayan pertenecido a organizaciones o entidades que hayan ejercido tal representación”. Igualmente quedarían inhabilitados quienes hicieron “reclamaciones” en materia de derechos humanos ante el Estado los últimos cinco años y quienes tramitaron "acciones ante sistemas o tribunales internacionales de derechos humanos” en el mismo periodo. (http://www.eltiempo.com/politica/congreso/lo-que-aprobo-el-senado-en-la-justicia-especial-para-la-paz-151916)

 

Lea también: ¿Se acaba la ética en Colombia?

En la Cámara pasó también esta proposición con pequeñas modificaciones, lo que también ocurrió en la conciliación de Senado y Cámara, donde terminaron aprobadas por el Congreso las inhabilidades para los defensores de Derechos Humanos en la JEP. Que vergüenza un Congreso impulsado por unos grupos políticos de derecha o ultraderecha, sembrándole más cizaña a los Derechos Humanos en este país con altísimas cifras de homicidios e impunidad, que clama por reivindicar y privilegiar esos derechos inalienables. Los congresistas, seguramente por politiquería e intereses personales que reinan entre tantos de ellos aprobaron ese esperpento, que afortunadamente no parece que vaya a pasar en la Corte Constitucional, como lo señala el renombrado jurista Rodrigo Uprymni: “porque las inhabilidades son creadas en forma general antes de la elección de alguien y no después, porque no nos gustó quien resultó electo. Por eso la CC ya tiene bien establecido (ver sentencias T-313/06 y SU-339/11) que viola el debido proceso que se creen nuevos requisitos o prohibiciones para impedir que pueda posesionarse una persona que ya había sido escogida para un cargo.”  

Se trata impedir la defensa de los Derechos Humanos y se persigue a sus defensores, porque comúnmente detrás de quienes impulsan los impedimentos esta la defensa de miles y miles de hectáreas de tierra y muchísimos millones de pesos, algo que tiene plena vigencia ahora cuando tímidamente se trata de hacer algo en una pequeña redistribución de la tierra con el acuerdo de paz. Los Derechos Humanos que están en primerísima línea en lo moral y ético, resultan muy incómodos para quienes ejercen formas autoritarias de poder político y para quienes promueven y defienden ideologías retrógradas, violentistas. Estos derechos son siempre un obstáculo para cualquiera que sostenga que las vidas humanas pueden convertirse en medios para el logro de “ideales superiores” (políticos, religiosos, etc.). Así fue como en el Congreso, los “cizañeros” liderados por Vargas y Uribe en defensa de sus privilegios, le cerraron la puerta a quienes osan defender los Derechos Humanos de todos y de los más vulnerables. Ay país, país, país…

Vea además: La deuda ética

CODA. Estos hechos hacen recordar a Fernando González en Viaje a pie: “¡Pobre país, país de miseria, país del Diablo, país negroide, indio, español, país sin rumbo y sin conciencia aún!”

Sin una clara conciencia moral, agrego. 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Política
Política /

Tortugas le ponen paso a la campaña electoral  

Fernando Monetti
Fútbol Colombiano /

Atlético Nacional sigue sumando refuerzos a su plantilla

nacho vargas
Política /

La justicia a lo Vargas Lleras

Jean Arnault
Derechos Humanos /

ONU animó al Gobierno y al Eln a seguir buscando la paz

José Serpa
Ciclismo /

José Serpa, El León, repitió victoria en la Vuelta al Táchira

Artículos relacionados

Más empatía es menos violencia
Columnistas

Más empatía es menos violencia

La resistencia a la paz podría deberse a un pobre desarrollo de la empatía en una parte de la población

Lo más leído

1
Columnistas /

Inquietud en la Universidad de Antioquia

Muchas dudas generó, en plena campaña por la rectoría de la Universidad de Antioquia, la respuesta a un...
2
Política /

Panorama Político

Las coaliciones entre los candidatos presidenciales se siguen constituyendo en uno de los temas de enorme...
3
Política /

Novelón conservador  

Trujillo se desquitó de Gallón. El candidato conservador al Senado le arrebató el decisivo apoyo...
4
Columnistas /

Santa María, el barrio de los gitanos

En los años 50, llegaron los gitanos con sus carpas, su alegría y su cultura a un lugar despoblado de...
5
Más Deportes /

El Ponyfútbol definirá sus campeones

El ingreso para las finales a la cancha Marte Uno tiene un valor de cuatro mil pesos más una Ponymalta pet...
6
Superior /

Continúa proceso de selección de rector de la U. de A.

El 26 de enero finalizará el plazo para la inscripción de aspirantes a la rectoría.