China en la era de los Jetsons

Autor: Rafael Bravo
19 noviembre de 2017 - 12:07 AM

Es otro golpe a las compañías norteamericanas y un disparate de alcance inconmensurable

Si algo queda claro luego de la gira de Trump por el Oriente es que con simple retorica no se compite de igual a igual en lo que evidentemente es el avance de los chinos frente a su competidor Estados Unidos por la primacía global. Como es costumbre y sin prueba alguna de la realidad, el periplo ‘’fue todo un éxito para los norteamericanos’’. El presidente Xi Jinping hábilmente le hace el juego a Trump con concesiones de corto plazo haciendo creer que el desbalance de las cuentas externas se inclina a favor de los norteamericanos, mientras se distrae el verdadero déficit estructural. Trump considera como históricas los que en realidad son pírricos logros.

El papel del líder es entender el mundo en que se vive hoy día. Atravesamos por una transformación profunda de la globalización: de un mundo interconectado a uno interdependiente. De uno compuesto por muros y fronteras donde se acaparan recursos a un mundo de redes que se aprovechan para conectar a los ciudadanos con la innovación, el comercio y las ideas.

Lo anterior es lo que hace a China un país competitivo con la mira en el largo plazo. Mientras el gobierno Trump paulatinamente viene desmontando los programas de protección al medio ambiente y se hace aparte del Acuerdo de Paris, los chinos finalmente son conscientes de los graves indicies de contaminación de sus ciudades donde los ciudadanos apenas respiran. En consecuencia, se proponen invertir masivamente en fuentes de energía limpia y en autos eléctricos.

China piensa eventualmente prohibir los vehículos convencionales con motores impulsados por gasolina y diesel. Las autoridades de ese país han emitido estrictas regulaciones que obligan a los fabricantes a producir grandes números de autos eléctricos o híbridos en 2019 si siguen vendiendo automotores a gasolina.

La reforma tributaria que acaba de pasar por la Cámara de Representantes revoca el crédito tributario de $7.500 para los compradores de autos eléctricos. Tesla, Chevrolet y Nissan son las marcas que han podido avanzar con relativo éxito, mediante grandes inversiones en este tipo de tecnología limpia. Con los cambios en la estructura de impuestos en los Estados Unidos, los fabricantes ponen su atención en China con joint-ventures en los que participan compañías locales.

‘’Si usted mira lo que fue Detroit a comienzos del siglo XX donde había más 250 fabricantes de vehículos, lo de hoy es muy similar a lo que vive China con autos eléctricos’’ según afirma el fundador de la firma de consultoría de energía y transporte Rethink X. Para los escépticos del cambio climático es un triunfo que la Agencia de Protección Ambiental-EPA comenzara a suavizar las exigencias impuestas por la administración Obama, obligando a los fabricantes a doblar las eficiencias en el consumo de combustible para 2025.

Lea también: Qué vergüenza

En tecnología, China se ha embarcado en el Plan Hecho en China 2025 que enfatiza el traslado de recursos de gobierno e investigación hacia once industrias estratégicas que impulsarán la economía en sectores como los autos eléctricos, materiales nuevos, inteligencia artificial, circuitos integrados, bio-farmacia, sistemas cuantitativos de información, redes 5G y robótica. Trump por su parte, pretende revivir la extracción del carbón por encima de las ya crecientes industria solar y eólica.

La salida del controvertido acuerdo Trans-Pacific Partnership que le habría permitido a los Estados Unidos estar al mando de un bloque compuesto por 12 naciones (China no era parte del mismo) permitiendo que miles de productos de exportación entraran libres de gravámenes, es otro golpe a las compañías norteamericanas y un disparate de alcance inconmensurable.

Lea también sobre las diferencias de Trump y Xi Jinping

Finalmente, la inversión en autopistas y ferrocarriles de los últimos años han puesto a China a la vanguardia. Alguien jocosamente afirmo que los chinos con sus vías son los Jetsons modernos frente a lo que son ahora en los Estados Unidos, que se asemejan a la época de los Picapiedra. Let’s Make America Great Again.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Somos calentura
Palabra & Obra /

Somos calentura: con el sinsabor de la supervivencia

Jorge Amado
Palabra & Obra /

Cacao, una novela social

La gira de Destruction
Palabra & Obra /

Destruction, viejaguardia del thrash metal

Museo Casa de la Memoria Medellín
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín
Mundo Literario /

Lo más de la Fiesta del libro 2018  

Artículos relacionados

Soplan vientos de incertidumbre en la industria automotriz
Columnistas

Soplan vientos de incertidumbre en la industria automotriz

Aún es muy difícil saber cuál será el futuro de las marcas General Motors y Ford en Norte, Sur América y Europa frente a la arremetida de vehículos eléctricos...

Lo más leído

1
Política /

Senador Iván Agudelo arma rancho aparte

Anda consiguiendo candidatos para afrontar la campaña territorial en Antioquia y Medellín. Ya se deja ver...
2
Política /

Panorama político

El contraste a la cosecha de divorcios políticos que se presentó en las últimas semanas en Antioquia, lo...
3
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
4
Política /

Un huracán pasó por la Asamblea

Pese a los estragos que causó el ciclón la vieja coalición resistió el impacto. El diputado liberal de...
5
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Crónica con fábricas muertas, el puente de “Brooklyn” y la quebrada Santa Elena.
6
Columnistas /

Intervención militar en Venezuela

Todos, muy correctos, quieren evitar la fuerza, y al final los colombianos podemos ser los más...