Campaña Limpia

Autor: Henry Horacio Chaves
26 enero de 2018 - 12:10 AM

Llamado a las campañas para que hagan el proselitismo con respeto y sin bajezas

Con el numeral Campaña Limpia, ungrupo de colegas viene promoviendo a través de redes sociales que los candidatos presidenciales se comprometan públicamente a adelantar de manera transparente y respetuosa su aspiración política. Un llamado para celebrar y acompañar, pero que resulta insuficiente a la luz de nuestra realidad.

Llamado exiguo porque si bien hasta ahora algunos aspirantes presidenciales han hecho el compromiso público, no hay ningún compromiso institucional desde las campañas de obrar en la misma dirección. De hecho, el llamado está orientado a donde es más urgente por ser los más visibles: a los candidatos presidenciales; pero son tantísimos más los aspirantes al congreso y suelen usar las mismas prácticas mezquinas y otras más alevosas.

Por lo pronto se han comprometido a ser decentes en el manejo de la campaña, Humberto de la Calle, Alejandro Ordoñez, Sergio Fajardo, Rubén Darío Lizarralde, Clara López y Juan Carlos Pinzón. Un gesto que hay que aplaudir, pero sobre todo hay que acompañar para ver que honren la promesa. Mientras tanto, esperar que, desde otras campañas, independientemente de que graben el video haciendo el compromiso o no, cambien los montajes fotográficos, los insultos, las insinuaciones indiciosas, las especulaciones, las mentiras, por datos ciertos y sobre todo por propuestas y argumentos serios de campaña.

Lea también:http://www.elmundo.com/noticia/Radiografia-politica/363218

Ya está bien de comparaciones y cizañas; basta de sembrar el miedo, jugar con la honra de las personas y hacer promesas que parecen salidas de historias de fantasía, cuando no de programas de humor. Es hora de fortalecer la democracia para que ningún candidato se tenga que avergonzar de su partido, ni partido alguno tenga que ponerse colorado por el aval que dio o por el voto que pidió.

La democracia es el escenario para debatir las ideas y celebrar la diferencia. Para la contradicción ideológica desde el respeto personal. Una vez más tenemos que alabar que haya controversia, que nos muestren distintas visiones de mundo, pero también que den ejemplo de respeto y cultura. Que les cierren el paso a las malas prácticas y se comprometan, de verdad, a depurar las estructuras políticas.

Ello implica, además de no insultar al otro, no mentir, no difamar ni desinformar, que son asuntos que no tendríamos que reclamar, que los aspirantes a las elecciones parlamentarias y presidenciales se comprometan a adelantar una campaña limpia de odio, pero también de corrupción, que no reciban dineros mal habidos ni coimas como cuotas prepagadas por contratos, puestos o beneficios; que respeten los topes de financiación y las normas de publicidad  y propaganda política en sus campañas; que una vez pasada la elección, sin importar si ganan o pierden, retiren los pasacalles, las vallas, los pendones, los volantes y los afiches; que recojan la basura que producen y acepten los resultados electorales con hidalguía.

Además:http://www.elmundo.com/noticia/Te-doy-en-la-cara-/360994

Pero si la democracia reclama candidatos sensatos y propositivos, partidos fuertes y consecuentes, prácticas limpias física y moralmente, también demanda electores informados y con criterio, ciudadanos que no traguen entero y acompañen el ejercicio público de quienes sean elegidos. Y se necesita también un compromiso ético de los periodistas y de los medios para que nos concentremos en las propuestas y el debate de las ideas.

Así como les pedimos a los candidatos que hagan limpia su campaña, no los tentemos a actitudes contrarias, no echemos leña en la hoguera y no amplifiquemos insultos ni calumnias. Como con los panfletos, cuando reproducimos el insulto, la insinuación o la injuria, le damos mayor alcance y la legitimamos. La Campaña limpia debería comprometer a los periodistas, ciudadanos también, electores, validadores de opinión y seres humanos, a anteponer el interés general a sus gustos personales, a informarse bien para sopesar o controvertir un dato cuando sea necesario y a presionar desde el ejercicio juicioso una actitud inteligente y respetuosa de los candidatos y sus campañas.

Ya sabemos que en esta época del eufemismo mentiroso no será fácil no caer en tentaciones, pero basta recordar que los hechos son más noticia que las especulaciones y que no todo lo que aparece en las redes sociales amerita otras ventanas. Al final los beneficiados o perjudicados con el tono y sus resultados seremos todos, así que vale la pena porfiar en el llamado por una #CampañaLimpia.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Paola Holguín
Política /

A los cinco años quería ser presidente

Festival de Festivales
Más Deporte /

Festival de Festivales espera el apoyo de la ciudadanía

Reinado Nacional de la Belleza
Moda /

Un Rey sin corona

Babylon Health
Ciencia /

La inteligencia artificial al servicio de la salud

Jesús Abad Colorado estuvo en Artbo
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Lo más leído

1
Especial Suroeste /

Balcones coloniales pintan de color el Suroeste

Jardín es reconocido por ser el pueblo con los balcones más bellos de Colombia, pero no es el único...
2
Literatura /

Relatos y cantos chamánicos, protagonistas en el Festival de Poesía  

El 28 Festival Internacional de Poesía de Medellín se celebrará entre el 14 y el 21 de julio de 2018.
3
Fútbol Selecciones /

Perú se despidió con celebración

Con goles de Paolo Guerrero y André Carrillo, Perú venció a Australia y terminó tercera en el Grupo C...
4
Seguridad /

Policía albanesa decomisó 613 kilos de cocaína colombiana

La droga se encontraba en 528 paquetes ocultos en un contenedor con doble fondo cargado de bananos...
5
Política /

Definidos los once hombres de la lista a la Cámara del CD en Antioquia

La plancha uribista a esa corporación en Antioquia será abierta. Aún resta por definir el tema de las...
6
Columnistas /

Desarrollo doctrinal de los aportes en especie

Este pronunciamiento de la Superintendencia de Sociedades resulta valioso pues, como es sabido, y según lo...