¿Timochenko pide perdón de nuevo?

Autor: Eduardo Mackenzie
10 mayo de 2018 - 12:06 AM

Pidió perdón por la muerte de una persona y escamoteó descaradamente la matanza de los otros nueve rehenes que cayeron ese día fatídico al lado de Guillermo Gaviria

Una vez más el  pedido de perdón de un jefe central de las Farc a una de sus víctimas fue un acto tardío y una combinación astuta de verdad y mentira. Sin embargo, ese doble carácter que le retiró sinceridad a ese evento y le agregó una nota de cinismo, no fue registrado por la prensa, incluso por la menos inclinada a tragar entero lo que dice la narco guerrilla marxista.
En una reunión de la Comisión de Verificación del Acuerdo de Paz, en presencia de Juan Manuel Santos y del ex terrorista montonero Pepe Mujica, expresidente de Uruguay, y del ex jefe del gobierno español, el socialista Felipe González, Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, jefe de las Farc,  lanzó, según una fuente,  la siguiente frase: "Aprovecho para pedirle perdón a Yolanda Pinto y su familia porque es un acontecimiento que nunca se debió haber dado, frente al cual nosotros le pedimos a doña Yolanda en algún momento nos perdone".
Yolanda Pinto es la viuda de Guillermo Gaviria, ex gobernador del departamento de Antioquia,  secuestrado por las Farc y asesinado por esa misma banda un año más tarde.
Guillermo Gaviria fue secuestrado junto con su asesor de paz, el ex ministro de Defensa Gilberto Echeverri, de 65 años,  el 21 de abril de 2002, a cinco kilómetros del casco urbano de Caicedo, Antioquia, durante una marcha  que ellos habían organizado en favor de la no violencia, dentro de un programa de búsqueda de una salida en paz al conflicto colombiano, con llamados a la razón tanto a las guerrillas comunistas como a los paramilitares de extrema derecha. En represalia por un intento de rescate realizado por la policía, Gaviria y Echeverri fueron asesinados en su lugar de cautiverio el 5 de mayo de 2003, junto con otros ocho rehenes, miembros  de la fuerza pública,  por  matones comandados por alias “el paisa”.

Lea también: Votaré por el único rebelde

Como casi siempre, cuando se trata de los famosos “pedidos de perdón” de las Farc, la opinión no logra conocer la frase exacta utilizada por los criminales, pues la prensa suele transcribir resúmenes de lo dicho.
Por ejemplo, la frase que dijo Timochenko, según El Colombiano, de Medellín, fue esta: “Aprovecho la oportunidad porque fue frente a un hecho que desde hace mucho rato yo consideré que debería pedirle perdón a ella [Yolanda Pinto] y a su familia frente a un acontecimiento que nunca se debió de haber dado, frente al cual nosotros le pedimos la posibilidad de que nos perdone”.
La revista Semana redactó su propia síntesis: "Aprovecho para pedirle perdón a Yolanda Pinto y su familia porque es un acontecimiento que nunca se debió haber dado. Siempre con la esperanza de que doña Yolanda en algún momento nos perdone". ¿Semana agregó las palabras “siempre” y “esperanza” para poetizar lo dicho por Timochenko?
El Tiempo la hizo más larga: “Aprovecho la oportunidad porque fue frente a un hecho que hace mucho rato debíamos haberles pedido perdón a ella y a su familia, frente a un acontecimiento que nunca debió haberse dado. Nosotros le pedimos la posibilidad de que nos perdone. Nunca justificaremos este tipo de hechos que nada tenían que ver con la confrontación”.
Una cuarta versión, de RCN: "Hace mucho rato yo consideré que debíamos pedir perdón a ella y a su familia frente a un acontecimiento que nunca se debió haber dado y frente al cual nosotros pedimos la posibilidad de que nos perdone".
La versión más completa fue la de El Mundo. Ese diario de Medellín, cercano a la familia del ex gobernador sacrificado, incluyó una frase con la palabra “confrontación”, que sólo El Tiempo había anotado. Dice que Rodrigo Londoño  “habló de un hecho que hace mucho rato yo [Timochenko] consideré que debíamos haberle pedido perdón a ella y a su familia, frente un acontecimiento que nunca se debió haber dado, frente al cual nosotros le pedimos la posibilidad de que nos perdone. Nunca justificaremos este tipo de hecho, que para nada tenía que ver con la confrontación”.

Además: Elecciones e intervención extranjera en Colombia

Conclusión. Ningún diario destacó el detalle más significativo: que quien había concedido el perdón, antes de que éste fuera solicitado, había sido la víctima. Yolanda Pinto había perdonado a los asesinos  desde “el mismo día del entierro” de su marido, en mayo de 2003.
El victimario, Timochenko, en cambio, sólo accedió a “pedir perdón” catorce años después. ¡Catorce años después! Y en condiciones dudosas: mediante unas frases ambiguas en la que ahogó la palabra “perdón” mediante tres mentiras: 1.- Timochenko no pidió perdón por haber cometido, como jefe de la banda agresora, un vil y cobarde crimen: el asesinato de un civil cautivo e indefenso. Para él esa matanza fue solo “un hecho”, o un simple “acontecimiento”. Timochenko, además, pidió perdón por la muerte de una persona y escamoteó descaradamente la matanza de los otros nueve rehenes que cayeron ese día fatídico al lado de Guillermo Gaviria.
2.- Timochenko insistió en que fue un acontecimiento “que nunca se debió haber dado”, es decir que esas atrocidades fueron algo así como  la excepción a la regla, como accidentes, como actos fortuitos. Su frase sugiere que fue un “hecho” provocado por las víctimas, quienes habían osado entrar en una zona de las Farc.
3.-  Timochenko remató con esta otra frase: “Nunca justificaremos este tipo de hecho, que para nada tenía que ver con la confrontación”.

Le puede interesar: La de timochenko es una anti-candidatura

¿Los disparos a quemarropa de una decena de rehenes y, en particular de dos líderes políticos pacifistas que buscaban una salida negociada  con las Farc, “nada tenían que ver con la confrontación”? El cinismo de esa frase es colosal.  
Hay que reafirmarlo una vez más: esas atrocidades, el secuestro y el asesinato de esas personas, el 5 de mayo de 2003, sí tenían que ver con “la confrontación”, es decir fueron un resultado directo de la guerra sin cuartel que las Farc le decretaron unilateralmente al Estado y a la sociedad para imponer un régimen leninista en Colombia. Esa matanza hace parte de una enorme cadena de barbaridades cometidas por las Farc durante 50 años o más.
Si no afirmamos eso, el lavado de cerebro que trató de hacer Timochenko en Cartagena con su hipócrita “pedido de perdón” a la familia Gaviria este 5 de mayo será completo. Su intento por ocultar la verdad e imponer una mentira habrá ganado. Su pérfido “pedido de perdón” muestra que él le atribuye muy poco valor a la vida humana.
El pedido de perdón del 5 de mayo de 2018 muestra que las Farc siguen en su guerra ideológica y semántica, destinada a travestir  el sentido de las palabras, para blanquear sus crímenes,  para mostrarse como gente de bien e imponer una visión falsa de los hechos y reescribir la historia. Dentro de unos años ellos dirán que nunca pidieron perdón por sus crímenes sino por “acontecimientos” y “hechos” fortuitos que “nada tenía que ver con la confrontación”.
Seamos vigilantes ante esos atracos semánticos. Y señores de la prensa: ¿dónde está el espíritu crítico que deberían tener, en general, y en particular ante las declaraciones de gente tan mentirosa como las Farc?

Compartir Imprimir

Comentarios:

Juan Manuel
Juan Manuel
2018-05-10 09:37:35
A propósito, en casi ninguna de las versiones, el bandido realmente pide perdón. En todas las versiones, excepto en la versión de la hipócrita Semana, habla de que debía pedir perdón, no que lo esté haciendo o que tenga intención de hacerlo en el futuro, próximo o lejano.
Juan Manuel
Juan Manuel
2018-05-10 09:37:20
A propósito, en casi ninguna de las versiones, el bandido realmente pide perdón. En todas las versiones, excepto en la versión de la hipócrita Semana, habla de que debía pedir perdón, no que lo esté haciendo o que tenga intención de hacerlo en el futuro, próximo o lejano.
Juan Manuel
Juan Manuel
2018-05-10 09:31:28
Lo felicito señor columnista. Por fin alguien se atreve a darle la bofetada que ese cínico se merece. Esta solicitud de perdón es comparable en cinismo y desfachatez al “quizás, quizás” del narcotraficante Santrich, y a las palabras del propio Timochenko cuando, luego de firmar el mamotreto de la Habana, se dignó ofrecer el perdón a las víctimas del conflicto. En esa ocasión todos los periodistas oyeron el verbo “pedir” cuando la palabra pronunciada fue “ofrecer”. Las víctimas son las que otorgan el perdón, no los victimarios.

Destacados

animales abandonados
Mundo Natural /

¿Qué hacer con un animal abandonado o maltratado?

Cuidado con el aceite y los fritos.
Gastronomía /

¡Pilas con lo que come!

Señor Scrooge de Cuento de Navidad
Palabra & Obra /

Fantasmas de las navidades

Poeta lituano Czeslaw Milosz, Premio Nobel 1980
Palabra & Obra /

Czeslaw Milosz y el sentirse exilado

El Metal también le canta a la Navidad
Palabra & Obra /

Navidad con ambiente de Rock y Metal

Lo más leído

1
Política /

Panorama Político

Se acaba el 2018 que fue un año súper político y nos espera un 2019 en el cual estará en juego el poder...
2
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Entretenimiento /

Medellín es protagonista en La reina del flow 

A partir de este martes 12 de junio, en la franja prime de Caracol TV, a las 9:00 p.m., la Caja mágica de...
5
Mundo Literario /

La Biblioteca Pública Piloto abrirá las puertas a una nueva historia

Próximos a finalizar este 2018, la sede central de la Biblioteca Pública Piloto (BPP), en el barrio...
6
Política /

Militares o policías al Gabinete de Bello

La seguridad de los bellanitas será uno de los componentes más novedosos del programa de gobierno de...