Las “llamadas de arriba”.

Autor: Tomás Castrillón Oberndorfer
28 octubre de 2017 - 12:04 AM

“De arriba”, también llegaron las campañas en contra de los candidatos opositores, lo mismo que la pérdida de independencia de la “gavilla mediática”.

Sin entrar en  estudios y discusiones profundas sobre la referencia bíblica del “que viene de arriba”, ni de aquello  que establece : “toda autoridad viene de Dios”, es preciso aceptar  que, en términos generales, en toda organización existen las directivas o la “cabeza del poder” , o resumiendo:  “el Jefe” , y que debe tenerse en cuenta que: “El jefe puede no tener razón , pero recuerde que ES EL JEFE”, y es claro que  los gobiernos no están ajenos a esta circunstancia.

En Colombia estarán en cada ámbito el Primer Mandatario, los Gobernadores y los Alcaldes.

Cada jefe manifiesta sus intenciones y deseos haciendo repetido uso de lo que popularmente se ha dado por llamar: “las llamadas de arriba”.

En Colombia, es muy claro que el Primer Mandatario ha sido un permanente usuario de las “llamadas de arriba”. En términos generales, está en su derecho cuando  nombra a sus más inmediatos colaboradores como es el caso de los ministros, como Cristo, Pardo y tantos otros burócratas inútiles.

Lea también;   Y ahora, ¿qué sigue?

Pero esto también  se ha manifestado, en repetidas ocasiones, en la persecución de destacados columnistas que han osado  manifestarse en contra de las políticas del alto gobierno. Estas llamadas pueden hacerse directamente o por interpuestas personas.

Tales “llamadas de arriba” se han manifestado repetidamente también, contraviniendo el postulado (¿?) de la separación de poderes, en los nombramientos de muchos magistrados, superintendentes y aún del mismo fiscal general de la nación. También se ha manifestado en el favorecimiento de innumerables adjudicaciones de contratos. En consecuencia se ha obtenido una infiltración muy grande de personal mamerto en todos los entes territoriales,  o que siguen ciegamente, en busca de la “mermelada”, las intenciones, del Primer Mandatario.

Los ejemplos abundan y la comunidad, en general, los conoce muy bien.

Tal influencia, por ejemplo, ha llegado a manifestarse en la infiltración en diversos estamentos no oficiales como ocurrió  con la ANDI y también pasó  en los “palos en la rueda ambientales” cohonestados por los gobiernos locales,  para aplazar la construcción del Túnel de oriente. Los Señores McMaster y Pearl también son dignos de ser nombrados como “enviados de arriba”.

 Esta “distinción” le cabe también  a muchos otros, como los “comerciantes” de la Paz: Jaramillo,  De la Calle y J.C. Restrepo.

“De arriba”, también  llegaron las campañas en contra de los candidatos opositores, lo mismo que la pérdida de independencia de la “gavilla mediática”. Se destacan además los rábulas camaleónicos, Barreras y Benedetti  alumnos aventajados del asesor español de la FARC.

Como consecuencia, en los últimos años, “viniendo de arriba”, se ha llevado al país a una gran pérdida de valores al cohonestar, entre muchos otros hechos nefastos, la impunidad con los narcotraficantes de la Habana, se ha llevado al País a una condición económica insostenible, se han permeado diabólicamente casi todas las instituciones, se desató la corrupción excediendo con creces la “justa medida”, pero también “de arriba” llega el mensaje: “No temáis” que todo está blindado y no se puede cambiar.

Además: El abuso de las indefiniciones

Ciertamente todas las investigaciones relacionadas con la corrupción,  al ir ascendiendo en la escala burocrática, se encuentran con una verdadera “muralla china” que está “blindando” la cúpula “de arriba”. Debe recordarse entonces, que  el señor Fiscal  también “viene de arriba”.

En esto de los blindajes, es bueno recordar el blindaje de Francia, constituido por la línea Maginot en la Segunda Guerra Mundial, y la forma como fue superada por las divisiones “panzer”. Para el mejor “blindaje” existen las mejores estrategias y armas anti blindaje.

Finalmente y viendo como se siguen presentando hechos que tienden a acabar, cada vez más, con la institucionalidad colombiana que aún queda, ¿no será el momento de exclamar: “Cubans, go home”?

 “¡El que entendió, entendió!”.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

película Somos Calentura
Mundo Fantástico /

Somos calentura: el baile como resistencia, una salida en el Pacífico

Orquesta de Graciela Bello
Palabra & Obra /

En lo de Laura

Obra de Miguel Ángel
Palabra & Obra /

La responsabilidad por el otro Ferdinand v. Schirach y el asunto penal

Poeta Pablo Neruda
Palabra & Obra /

Pablo Neruda, el gran poeta de la audacia y la originalidad

Javier Ríos Marín
Ciclismo /

Una vida dedicada al ciclismo antioqueño

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

En los municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá siguen apareciendo candidatos a las...
2
Columnistas /

Valor agregado que aportan las universidades a sus estudiantes

Dice De Zubiría que las mejores universidades de Colombia son las públicas en el entendido que son las...
3
Columnistas /

EPM ya no es tío rico

Mientras no se conozca la realidad de lo que sucedió en casa de máquinas de la hidroeléctrica no se...
4
Política /

Divorcios en la política

Cuatro separaciones se produjeron en la última semana en Antioquia.
5
Columnistas /

El libre deterioro de la personalidad

Tras de aquellos dramas hay frustraciones que afectan a miles de familias y a toda la sociedad; muchos...
6
Ciencia /

Un hito editorial en Colombia: la Humboldtiana neogranadina

Las relaciones del paso de Humboldt por la Nueva Granada, el copioso contenido documental y la exquisita...