¿Es emprender un proceso de canonización abreviado?

Autor: Sergio Roldán Gutiérrez
24 enero de 2018 - 12:09 AM

Se trata al emprendedor como un delincuente porque su idea no es suficiente para sustentar los formalismos propios de un estado alérgico al progreso de sus habitantes.

Dos grandes procesos para sobrevivir: el emprendimiento y la innovación. Para aumentar estos indicadores, un número importante de países del mundo generan la mayor cantidad de incentivos posibles que apoyan a sus emprendedores y los llevan de la mano hasta verlos surgir. Se entendió y enhorabuena, que en la actualidad se está formando profesionalmente más gente de la que se necesita, que estudian para el desempleo, entre otras, a causa de que los gobiernos de turno en toda América Latina entregaron auxilios educativos al que fuera a solicitarlo, independientemente de que estuviera preparado para estudiar una carrera universitaria. Ademas, de no apoyar las escuelas de formación en oficios.

Lea también: La riqueza se mide en el futuro, semana de ingreso a las universidades

La consecuencia: cada vez más personas estan en función de la universidad por más de cinco años, sin producción económica significativa para el país, estudiando lo que no quieren y trabajando para sostenerse a la par que adelantan sus estudios. Ocupar 5 años a una persona que está en la universidad por que le toca es un precio muy alto para cualquier estado, por que realmente lo que pasa es que los ingenieros y los médicos, por la sobre oferta laboral, son los que pasan a hacer los trabajos de los mecanicos y los paramédicos.

No se sube de estatus por tener un título de profesional, todo lo contrario, de las más de 280 instituciones de educación superior que existen registradas en nuestro país, por lo menos de la mitad es un desprestigio tener un título o trabajar allí en cualquier labor académica. Igual pasa en el resto del continente.

Entonces definitivamente emprender es un proceso de canonización abreviado, porque los mártires tienen sus beneficios en el camino a la santificación y los emprendedores son mártires, pues para emprender en Colombia, se necesitan adelantar poco más de 200 trámites entre la SIC, la Dian, los requisitos propios de cada municipio, las cámaras de comercio, las eps, las cajas de compensación familiar, las empresas de servicios públicos, los bancos, en fin, un sin número de procedimientos en los que se trata al emprendedor como un delincuente por que su idea no es suficiente para sustentar los formalismos propios de un estado alérgico al progreso de sus habitantes. Pero sigue el tema, por que si por ahí le da al grupo de emprendedores por contratar a alguien, como estamos en un país donde es vicio que se le traslade la carga al ciudadano de todo lo que por definición elemental le coresponde justamente al gran estamento nacional, entonces, desde incapacidades, hasta periodos de lactancia, tendrá que sostener, tener un abogado que los defienda en todas estas contiendas laborales, y un contador que certifique mil cosas para que todos queden tranquilos.

Y las cifras claramente lo demuestran: Según la Cámara de Comercio de Bogotá sólo una de estas empresas de cada diez permanece después de 10 años de creación, -al menos activa en el papel- sin contar que en el primer año, 45 de cada 100 ya han colapsado y de esas que quedan, el 25% con dificultad están vivas en el cuarto año. Estas cifras las refuerza la Asociación Colombiana de Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), explicando que de los 2,3 millones de pymes del país, que representan cerca del 94 % del tejido empresarial, que aportan 67 % del empleo y generan 30 % del PIB, la mitad se quiebra después del primer año y sólo 20 % sobrevive al tercero.

Lea también: El turismo, la empresa más frágil del mundo

El calvario viene al cerrar definitivamente la empresa despues de ser exprimido inmisericordemente por el estado, pues ahora resulta que el emprendedor es el malo por que dejó sin empleo a mucha gente, y los empleados obviamente demandaran para reclamar los derechos que tendrían ganados si el emprendimiento hubiera prosperado y en fin. Un país que incentiva el ser empleado, pero que no hace nada para genera empleo. Para rematar, el Banco de Desarrollo de América Latina dice que países como el nuestro son dos veces más propensos a la creación de nuevas empresas, pero seis veces menos capaces de generar empresas con más de 50 empleados y tres veces menos con más de 10 empleados. En síntesis: en Colombia pensar es un problema y emprender son varios.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Orus Cyber Punk
Música /

Concierto futurista en el Teatro Lido

Somos afro de Rubén Crespo
Artes Plásticas /

Rubén Crespo exhibe Somos afro

Carolina Cárdenas
Territorio /

Carmen Jaramillo habla de las mujeres artistas: educación y rebeldía

Lucía Estrada
Literatura /

Lucía Estrada presenta Katábasis

Robi Draco Rosa
Música /

Robi Draco Rosa, entre Lo sagrado y lo maldito

Artículos relacionados

No se extrañe, por esto todos pagamos
Columnistas

No se extrañe, por esto todos pagamos

La noticia novedosa es que nadie distinto a todos nosotros pagará por las costas, trabajamos duro para poder subsidiar cualquier abuso de poder, proceso de paz, o...

Lo más leído

1
Columnistas /

De Linares a Fatou Bensouda

Que el caso pase de Linares, el presidente de la Corte Constitucional, a Fatuo Benzoica, la Fiscal de la...
2
Columnistas /

La consulta anticorrupción

No tendría presentación ante el mundo que Colombia, uno de los países con menos transparencia en su...
3
Columnistas /

La insoportable levedad...

Más que inquisición, una poderosa máquina dedicada de manera persistente a arrasar con el más mínimo...
4
Ciclismo /

Listo el recorrido oficial de la Vuelta a Colombia 2018

La Federación Colombiana de Ciclismo dio a conocer el recorrido oficial de la edición 68 de la Vuelta a...
5
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
6
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...