¿En qué creen?

Autor: Diana Sofía Giraldo
16 octubre de 2017 - 12:07 AM

Siempre me he preguntado frente a los personajes públicos ¿qué los ata? ¿qué límites tienen? ¿morales, religiosos, éticos?

¿En qué creen quiénes aspiran a gobernarnos?
Sería inevitable evaluarlos en su coherencia histórica. Para eso es la campaña.
Hoy más que nunca necesitamos saber qué piensan, qué creen y en quién creen.
¿Qué limites tienen?, ¿Cuáles son sus valores y sus principios?
Desde que en Colombia el lenguaje pasó a ser arma de guerra y dejó de tener relación con su significado verdadero, el discurso público, es en su gran mayoría, mentiroso. Y ni hablar de la coherencia. Si un centro académico decidiera recopilar las actuaciones públicas de buena parte de los aspirantes y las entrega a los medios, tendríamos una herramienta valiosísima para decidir en conciencia por quién votar.
Siempre me he preguntado frente a los personajes públicos ¿qué los ata? ¿qué límites tienen? ¿morales, religiosos, éticos? ¿qué los hace detenerse frente al afán desmedido de poder? ¿qué limita su ego? ¿Qué los baja del Olimpo?.
Y otra pregunta que me repito con frecuencia: ¿Cuál es su relación con el pueblo al que aspiran a gobernar? Porque despreciar al pueblo, no es un mal menor. Debería ser un delito. Cuando se desprecia al pueblo, lo utilizan, lo manipulan, lo engañan, lo asfixian con impuestos, lo confunden y lo polarizan. Colombia merece dirigentes que honren la democracia respetando y reconociendo la soberanía popular. Para la muestra un botón: un precandidato que elogia las movilizaciones, posteriores al plebiscito y simultáneamente desconoce los resultados del mismo, en nombre de la ultrajada democracia.

Lea también: No nos manipulen más

Retornar a la separación de poderes es una tarea urgente para salvar el sistema. No más esa connivencia vergonzosa de un legislativo, en su mayoría arrodillado y sometido por dádivas gubernamentales y una rama judicial en la picota pública.
No más saltimbanquis que se voltean de creencias y candidatos sin inmutarse. Cambian con una facilidad pasmosa para halagar al gobernante de turno.
No más gritos, insultos, agresiones. Quien no pueda dirimir las diferencias con argumentos, que se silencie. Los medios no deberían volver a publicar exabruptos y desmanes. Hoy cualquiera que necesite votos grita, insulta, descalifica, se hace notar y listo. De entrada se gana una exposición mediática inimaginada. Los propietarios de los medios y periodistas deberían también hacerse un autoexamen para evaluar a quién le están entregando la visibilidad. Seguramente a los mismos que en un futuro, lo primero que harían, si llegasen a gobernar, sería cerrarlos o censurarlos.
Además y no menos importante necesitamos un gobernante que, si no comparte, por lo menos respete la profundas creencias religiosas y la idiosincrasia de la inmensa mayoría de los colombianos. Que hasta ahora han estado arrinconadas.
En aras de una "paz" que ha sido una "patente de corso" para cambiarlo todo, las minorías nos han impuesto un estado laicista e intolerante.

Puede interesarle: No se dejen quitar al Papa

¿Cuál de los precandidatos recoge las enseñanzas del Papa Francisco sobre reconciliación, verdad, misericordia y Justicia? El terreno está abonado. ¿Y el sembrador?

Compartir Imprimir

Comentarios:

augusto
augusto
2017-10-16 08:20:49
Creer y hacerlo mal es muy fácil, pero antes hay que ir a la definición, y es desde la RAE que viene engaño: "Tener algo por cierto sin conocerlo de manera directa o sin que esté comprobado o demostrado" según esta definición se debe tener por cierto la vida extraterrestre, pero no, aún así la niegan. Las doctrinas económicas, religiosas, políticas, militares, filosóficas, metafísicas, de nueva era, esotéricas, etc, etc, son astutas en ejecutar las estratagemas para el engaño, y la humanidad las defiende y como por efecto síndrome de estocolmo hasta dan la vida por ellas.

Destacados

Nuevas expocisiones en el Mamm
Artes Plásticas /

Arte de España, México, Chile y Colombia está de visita en el Mamm  

Vocalista Judas Priest
Palabra & Obra /

Knotfest Colombia, carnaval de Metal

Afiche para promover película El Apocalipsis
Palabra & Obra /

El Apóstol, una cinta profunda y no convencional

Cuarta bienal de Arte
Palabra & Obra /

Implosión en el gallinero. 50 años de la Bienal de Arte de Medellín

Colombia por la equidad, niñez colombiana, niño Katío
Población /

Colombia por la equidad. Unidos por la niñez

Artículos relacionados

Cimientos inestables
Columnistas

Cimientos inestables

Nadie reprime los instintos de cambiar aunque sea unas cuantas palabras, para graduarse de constituyente a costa de la norma constitucional.

Lo más leído

1
Política /

La peor crisis de Barbosa

Antecedentes políticos de la forma como Edison García, hoy detenido, logró llegar a la alcaldía de...
2
Mundo Estudiantil /

Generación E reemplazará a Ser Pilo Paga

Con Generación E, el gobierno buscará que 80.000 estudiantes de estratos vulnerables accedan a la...
3
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
4
Política /

Panorama político

De todo un poquito pasó en la política colombiana en la semana que termina y que resumimos en nuestro...
5
Columnistas /

La crisis de la educación es más que dinero

Hay que replantear sobre todo el papel de la universidad en Colombia. Desde allí deben darse las pautas...
6
Columnistas /

Si alguien se da por aludido

Manuelita con educación y con humor se quejaba a veces, pero nunca se le ocurrió separarse para descansar...