“Colección alta cultura”, un aguinaldo incomparable

Autor: Lucila González de Chaves
14 diciembre de 2017 - 12:09 AM

¡Lo releí, lo subrayé, tomé notas, hice fichas y lo guardé como una de mis preciadas joyas!

Dos hermanos, el uno escultor y el otro arquitecto, desde hace mucho tiempo, se dejaron seducir por las Letras.

Óscar y Guillermo Velásquez Tamayo, gerentes y propietarios de la Litografía Grafoprint, recibieron de su padre la afortunada herencia del amor por los libros: leerlos y editarlos.  Cada año seleccionan  un escritor representativo de algún país, o de alguna escuela filosófica, o de una importante tendencia literaria para incluirlo en su  “Colección Alta Cultura”; y, con ella, enviar  un gentil saludo de Navidad. Van llegando a sesenta, los seleccionados maestros del pensamiento y de las letras, entre ellos: Goethe, Zweig, Nikos Kazantzakis, Kafka, Bachelard, Milton, Lao Tse……

En este 2017, ha sido incluido el japonés Okakura Kakuso; para la edición de la obra: “El libro del té”, don Óscar me concedió el honor de escribir unos párrafos como prólogo:

Lea también: Leer con libertad o sin ella

“Una tacita de té con el escritor japonés Kakuso”

La historia del té, los ritos para su elaboración, la ceremonia para tomarlo en una fina tacita de porcelana, y las profundas reflexiones del autor… he ahí el libro…

Lo leemos detenidamente y  “vemos” a Kakuso sorber su té; vamos meditando y aprendiendo con él sobre la vida,  las pasiones, contenidas estas, mediante la cortesía habitual de los japoneses, a causa de su civilización moral y  sus tradiciones, de cuya pérdida nos habla con cierta melancolía, el autor.

Para entender el refinado y trascendente disfrute del té, hay escuelas especiales, puesto que cultivar el té, procesarlo y tomarlo es un arte; por ello, el autor  habla del “téismo”, haciendo hincapié en la tilde sobre la E, porque no son lo mismo: teísmo y téismo: el primero es una creencia religiosa; el segundo vocablo nace para indicar el ceremonial del té.

Kakuso  expone las teorías del taoísmo y del zennismo, sus reflexiones en torno a su civilización, su religión, su dominio sobre las pasiones sin renunciar a lo sentimental, y el valor de la lealtad  en el respeto y  la cortesía.

En “El libro del té”, publicado en 1906, el lector puede precisar lo simbólico que es para los japoneses el té, su trascendente significación  en su historia, en su idiosincrasia. Esta frase es clave, si se lee despacio y con un poco de hermenéutica. El autor dice a los occidentales:

“Nos acusáis de tener demasiado té, pero, ¿no podemos nosotros sospechar  que a vosotros os falta té en vuestra constitución?”

Al lado de las meditaciones  y análisis, están presentes los relampagueos poéticos:

“….bajó al jardín, y sacudiendo un árbol, llenó el suelo de púrpura y de oro, ¡pedazos del manto de brocado del otoño!”

La historia literaria presenta a Kakuro como a “un escritor para jóvenes, invitándolos a conocer sus tradiciones japonesas, y a no dejarse llevar por la invasión de los ideales occidentales”.

Es que los años de 1900 fueron una etapa  muy convulsa en la historia del Japón: salía del feudalismo y empezaba su conexión con el mundo.

Kakuso, afirman los literatos, “tiene mucha influencia del escritor japonés, Tanizaki, especialmente de su obra “El elogio de la sombra”, donde expone “la belleza de las cosas que han sido usadas”.

 ¡Las cosas que tienen las marcas imborrables del tiempo!

Era el año 1961, y en mis búsquedas en librerías y en ferias del libro, me encontré un lindísimo con preciosas ilustraciones de motivos japoneses; contenía dos pequeñas-grandes obras: “La flauta de jade” de Toussaint y “El libro del té” de Kakuso.

Yo ignoraba el valor y las características de la literatura y las religiones orientales, aunque había leído a algunos autores como Rabindranath Tagore, Lin Yutang, Krishnamurti, Kawabata; conocía parte de “Los Vedas”,  algunos capítulos de “Los Upanishads”…..

¡Fue para mí una fiesta  descubrir este bellísimo ejemplar!

¡Lo releí, lo subrayé, tomé notas, hice fichas y lo guardé como una de mis preciadas joyas!

Pasaron los años, y  un día conocí a dos seres  especiales: Óscar y Guillermo Velásquez Tamayo. En el intercambio de conceptos, en las reflexiones sobre los aconteceres, fui deduciendo que a ellos les gustaría leer ese libro…; un día tomé mi ejemplar, le escribí dos o tres cosas y lo entregué a don Óscar.

Hoy, “El libro del té”, reaparece en la  interesante y asombrosa “Colección Alta Cultura” con la cual, sus propulsores, los señores Velásquez,  dicen a todos, sin excepción:  ¡Feliz Navidad!

Nota:

(Esta columna dejará de salir por dos semanas. ¡Feliz Noche  Buena! ¡Gracias por leerme!)

Compartir Imprimir

Comentarios:

augusto
augusto
2017-12-14 06:26:49
Vea esto a ver que opina >>> https://www.youtube.com/watch?v=4yc6Hb0Wp9M

Destacados

Colombia Ecuador exhibicion
Más Deporte /

Colombia cayó ante Ecuador, en el homenaje al profe Luis F. Montoya

Club Esgamba Festival de Baloncesto
Más Deporte /

El Club Esgamba de Bogotá se proclamó campeón del Baloncesto femenino

Blas de Lezo
Infraestructura /

Fiscalía alertó sobre edificios peligrosos en Cartagena 

Subienda en Magdalena Medio
Sectores /

Los peces se multiplicaron en el Magdalena Medio

Papa Francisco
Religión /

Francisco se despidió de Chile con espaldarazo a los inmigrantes

Lo más leído

1
Política /

Novelón conservador  

Trujillo se desquitó de Gallón. El candidato conservador al Senado le arrebató el decisivo apoyo...
2
Sectores /

Los peces se multiplicaron en el Magdalena Medio

En el municipio de Puerto Triunfo los pescadores y la población se encuentran muy complacidos con la...
3
Asia /

Al menos 52 muertos en incendio de un autobús en Kazajistán

Registros preliminares señalan que el incendio se inició debido a fallas en el sistema eléctrico del...
4
Política /

Trece listas a la Cámara por Antioquia 

Nacidos en este departamento más de 20 candidatos, de diferentes partidos, buscan una curul en el Senado.
5
Columnistas /

Santos óleos

ahora el óleo que la artista Fajardo le va a pintar a Santos está cuestionado sólo porque es para el...
6
Movilidad /

Habrá nuevo cierre vial en el Centro por obras del Paseo Bolívar

Con el proyecto Paseo Bolívar se avanza en la recuperación del Centro y se le quiere dar más importancia...