"Aprendí a valorar más el hoy": padre Yepes

Autor: León David Marin Alvarez
24 septiembre de 2017 - 02:19 PM

El sacerdote Carlos Yepes defendió la postura del papa Francisco de implementar cambios en la institución y aseguró que la Iglesia de hoy debe pasar por una profunda transformación y responder a las necesidades de la sociedad actual.

Medellín

A los 23 años de sacerdocio, el padre Carlos Yepes, uno de los líderes espirituales más queridos y reconocidos por su carisma y trabajo en los medios de comunicación locales, fue diagnosticado con un aneurisma en el cerebro que tuvo que ser intervenido de urgencia. La situación generó gran expectativa entre los feligreses y propició cadenas de oración para pedir por su salud. Incluso muchos se alcanzaron a entristecer ante la falsa información que aseguró su fallecimiento.
Terminando su proceso de recuperación y en diálogo con EL MUNDO, el sacerdote habló de su aprendizaje gracias a esta experiencia y manifestó su posición frente a los desafíos que debe enfrentar actualmente la Iglesia católica.

¿Por qué se ordenó sacerdote?
Ese es un llamado. Yo toda la vida pensé que lo mío era el Derecho. Hice política y sentí que la política es dura y dije: por aquí no es y decidí ‘hacerle política’ al que paga mejor, al Señor, anunciarlo a Él, hablar de su amor, de lo que nos ofrece, hablar de que cuando hay experiencia de Dios uno vive con paz, uno vive con alegría, uno vive con esperanza, uno deja ese tedio de la vida, esa aburrición, esa inestabilidad afectiva en la que hoy viven los matrimonios, los novios, que hoy nos peleamos, esa soledad en la que vivimos los seres humanos, ese sinsentido y falta de gusto por la existencia que hace que seamos uno de los departamentos del país con más alto índice de intento de suicidios, eso habla de una sociedad enferma, de un alma enferma, de un ser humano que le apostó todo a que la vida es trabajar, recibir un sueldo y tener un mínimo de comodidades. El hombre hoy tiene que buscar el sentido y la realización de su vida adentro y no afuera de sí mismo.

¿Cómo fue el antes y el después de la cirugía?
Fue un descubrimiento por pura casualidad de un aneurisma cerebral grande. Simplemente lo leo yo a cinco semanas de haberlo vivido y lo veo como una bendición de Dios, que me avisó por pura casualidad.
Lo segundo es que yo me he sentido entero, tranquilo. De un momento a otro cuando le dice a usted un médico que usted tiene un aneurisma y es un aneurisma grande y está ubicado en un punto delicado del cerebro y tiene que moverse a operarlo, uno simplemente aprende que la vida es hoy, que el decirle a una persona te quiero, es hoy, que el decirle perdóname y no estar peleados por tonterías y dejar de hablarnos con alguien, es hoy, que como dice la canción de Juanes, La vida es un ratico; que uno se pasa soñando o anhelando días ideales: el día en que me gane el Baloto, el día en que me jubile, el día en que vaya a un almuerzo con Ricky Martin, el día en que sea el gerente de mi propia empresa. Uno se pasa con días ideales y esos días probablemente no van a llegar; lo único que tiene uno cierto es hoy, y esto a mí me ha enseñado a vivir con intensidad el hoy.
Hoy puedo amar la gente, hoy puedo llevar un mensaje, hoy puedo celebrar una Eucaristía, hoy puedo confesar y devolverle la paz del corazón a una persona. Hoy puedo atender un joven que quiere quitarse la vida. Hoy puedo llenar de esperanza a un anciano que tiene tristezas. Hoy puedo escuchar a un matrimonio que tiene dificultades.

¿Cómo han influido en su proceso de recuperación las manifestaciones de los feligreses?
Yo me siento, uno, muy agradecido con Dios, y muy endeudado con el pueblo de Dios, porque he visto el cariño y la oración de mucha gente. Entonces le pido al Señor que me dé salud para que desde el lugar que tengo como sacerdote pueda iluminar y acompañar la vida de la gente”.

Lea también: Las contundentes frases del papa Francisco

¿Qué estrategias ha utilizado para que no se vanalice su oficio de sacerdote en los medios de comunicación?

Como Siempre habrá una lucha en el corazón humano entre el ser y el aparecer. Cuando la vida se nos vuelve apariencia, aparecer, imagen, nos volvemos light, nos volvemos muy ‘dietéticos’: mucho sabor pero poco contenido, y ese no es el sentido.

Y lo otro es que un sacerdote guardando su esencia, sabiendo para qué lo puso Dios en la sociedad, se sirva de los medios para evangelizar, para anunciar un nuevo mensaje, para renovar la vida de la gente, para cuestionar proféticamente la forma, de pronto, aparente, o falsa en la que estamos viviendo y que no nos deja ser felices en el fondo del corazón.

¿A qué aficiones dedica su tiempo libre?
Yo hago mucho ejercicio con la lengua. A veces me gusta caminar; en otra época nadaba. Disfruto mucho navegando en internet y mirando páginas sobre cómo es el mundo de hoy, cómo es esta generación de hoy, los millennials, cómo entenderlos porque uno ve en tantos jóvenes soledad. Veo hiperconectividad, flujo de información pero no comunión profunda, no relaciones profundas, estables.
Hoy por vivir todo tan rápidamente se nos olvidó vivir. Hay que disfrutar lo simple de la vida porque lo esencial de la vida es gratis. Compartir una aromática, una conversación. Mirarnos a los ojos. Hablar de la vida, hablar de cómo estás, de cómo estoy.


En medios de comunicación hay personas que critican al papa porque afirman que está cambiando los paradigmas de la Iglesia, ¿hasta dónde es sana esa transformación?
La Iglesia ha pervivido en unidad por el servicio llamado petrino, del apóstol Pedro, del pontificado. El papa tiene la última palabra en temas de fe. Uno no puede decir no soy católico o este papa no sirve cuando él dice lo que a mí no me gusta. El papa es afectuoso, es misericordioso, es muy directo y por directo ‘levanta ampolla’. Grupos dentro de la Iglesia, minoritarios, y a veces con una interpretación muy fundamentalista de lo que es el mensaje del evangelio, cuestionan y sospechan del papa, pero quien lo ve a él de manera tranquila y desprevenida puede afirmar: ‘este es Jesús de 80 años hablando en el siglo XXI a hombres del siglo XXI’. Es un hombre tranquilo, como Jesús fue tranquilo; libre interiormente, como Jesús fue libre; misericordioso, como Jesús fue misericordioso; autocrítico de la Iglesia como Jesús fue crítico de las instituciones religiosas judías; cercano y solidario con el pobre y el sufriente, como lo fue Jesús.
Este papa tiene un momento único en la historia. Todas las renovaciones de la Iglesia en 2.000 años han venido de abajo hacia arriba. Por primera vez la renovación en la Iglesia viene desde arriba, la cúpula. Jesús quiso renovar. Siendo fiel a la esencia, el papa quiere renovar y decir busquen lo esencial de la religión, no se queden en exterioridades.

También puede interesarle: "Colombia, un pueblo capaz de la esperanza"

¿Cuáles son los principales retos que afronta actualmente la Iglesia católica?
Para mí, un primer gran desafío de la Iglesia es que está hoy desconectada de los sufrimientos y de las necesidades existenciales de la gente. Este papa nos dice que despertemos, que el mundo cambió, el lenguaje del hombre cambió. Las necesidades existenciales del hombre cambiaron; hay que hablarle a lo cotidiano de los seres humanos, a lo corriente de cada día; no se queden hablando en abstracto. No se queden haciendo teología especulativa. No se queden simplemente celebrando ‘ritos’ que a veces no son comprendidos por la gente o defendiendo un dogma o una doctrina simplemente por defenderlos; sino vamos a lo profundo: el encuentro con una vida nueva que nos ofrece Jesucristo y ese encuentro que implica que nos da paz, nos da esperanza y alegría. No esperen que la gente los siga buscando a ustedes encerrados en su mundo de casas curales, de sacristías, de templos, sino que sean misioneros y vayan a la periferia existencial donde hay el dolor del hombre, el sufrimiento de la gente.

¿Cómo pueden los feligreses participar en los procesos para renovar la Iglesia y mejorar esos aspectos?
Oren por nosotros y oremos por todos. La Iglesia, y este papa lo está mostrando, no es del mito vacío, no es del rezo mecánico, no es de la rutina, no es de la ‘repetidera’, no es de la recolecta o el regaño. La Iglesia está llamada a una profunda renovación, y los laicos siguiendo el magisterio, la enseñanza del papa, tienen que decir hoy se evangeliza, hoy se lleva el mensaje de Jesús, hoy nos hacemos cristianos es por este encuentro humano, por sentarnos a compartir en una mesa una aromática, por hablar de la vida, por escuchar a los demás.
El hombre por años y por siglos ha escuchado a la Iglesia; hoy la Iglesia tiene que escuchar al hombre, hoy la Iglesia tiene que escuchar a la sociedad.

¿Qué papel cree que puede jugar la Iglesia en el posconflicto?
Yo no sé por qué redujimos el tema de la guerra y la violencia solamente al plano político, rural o urbano. Hay el macroconflicto político, ciertamente, pero hay el microconflicto en los trabajos, en las empresas.
No hablemos tanto de la conflictividad como un fenómeno social y político macro. Hay otro, que es el microconflicto del día a día: la lucha en el tráfico vehicular; una ciudad que queremos pero que se nos ha vuelto congestionada, caótica, estresante.
Hay que abordar y sanar el conflicto humano, de la cotidianidad, en los matrimonios y familias, porque es lo que le toca a uno en el día a día. Uno probablemente no va a cambiar el mundo, pero yo sí cambio mi mundo y mi mundo es mi familia, mis colegas de trabajo y mis cuatro o cinco amigos.
Todos tenemos que aportar. La iglesia, como portadora de un mensaje le tiene que mostrar al ser humano: busque respuestas en su vida adentro de usted.
 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

animales abandonados
Mundo Natural /

¿Qué hacer con un animal abandonado o maltratado?

Cuidado con el aceite y los fritos.
Gastronomía /

¡Pilas con lo que come!

Señor Scrooge de Cuento de Navidad
Palabra & Obra /

Fantasmas de las navidades

Poeta lituano Czeslaw Milosz, Premio Nobel 1980
Palabra & Obra /

Czeslaw Milosz y el sentirse exilado

El Metal también le canta a la Navidad
Palabra & Obra /

Navidad con ambiente de Rock y Metal

Artículos relacionados

Violencia contra la mujer
Población

Iglesia dice que feminicidios son diagnóstico de fracaso social

El semanario católico denunció que México sufre de un mal que crece de forma alarmante e invisible y que impacta la célula fundamental de la familia y que es la...
Maduro se reúne con el papa Francisco para hablar sobre situación del país
Latinoamérica

Maduro se reúne con el papa Francisco para hablar sobre situación del país 

El papa Francisco y el presidente Nicolás Maduro conversaron hoy en privado en el Vaticano, con el trasfondo "de la preocupante situación de crisis política, social...
El Papa imploró un alto del fuego en Siria para evacuar a los civiles
Religión

El Papa imploró un alto del fuego en Siria para evacuar a los civiles

En la Audiencia de los Miércoles, el papa saludó a los fieles reunidos en la plaza de San pedro y reiteró su cercanía con "las víctimas del inhumano conflicto en...

Lo más leído

1
Política /

Panorama Político

Se acaba el 2018 que fue un año súper político y nos espera un 2019 en el cual estará en juego el poder...
2
Mundo Literario /

La Biblioteca Pública Piloto abrirá las puertas a una nueva historia

Próximos a finalizar este 2018, la sede central de la Biblioteca Pública Piloto (BPP), en el barrio...
3
Columnistas /

El puente de Hisgaura

No se puede volver costumbre que las grandes obras presenten defectos tan evidentes como este y tan...
4
Gastronomía /

¡Pilas con lo que come!

Llegó diciembre con su alegría. Un mes en donde el porcentaje de visitas a los restaurantes es el más...
5
Columnistas /

La mala es la Constitución

Este montaje “legal”, “garantista” del desorden y represivo del orden, se ha organizado...
6
Fútbol /

El DIM acarició la gesta en un final digno de aplausos

El triunfo 3-1 no le alcanzó al Poderoso para conquistar el título, pero sí para terminar primero en la...